¿Por qué una Lean startup cambia todo?

Por Veronica Calderon - hace 1 año

Sección: Startups


Los startups son una nueva manera de crear negocios y como se sabe en éste mundo no existe un solo camino sino un sinfín de posibilidades. En el siguiente artículo nos adentraremos en una metodología que ha roto los esquemas tradicionales en el desarrollo de productos llamada “Lean Startup”.

 

Para saber más sobre startups clickea aquí

 

 ¿Qué es una Lean startup?

 

Es una metodología que apuesta por la experimentación antes que la planificación exhaustiva, el feedback (retroalimentación) de clientes antes que la intuición y, el desarrollo iterativo antes que un diseño muy elaborado. La palabra en inglés “lean” se traduce como “austero”, entonces, estaríamos hablando de un startup ‘austero’, es decir, no agotar todos los recursos en crear un producto perfecto o en estudios de mercado, sino todo lo contrario: lanzar al mercado un prototipo e ir modificándolo en relación a la opinión de los clientes potenciales. Así se logra un producto que realmente satisfaga las necesidades de manera innovadora, ágil, precisa y sin agotar el poco capital con el que se cuenta en la mayoría de los casos.

 

En el anterior párrafo hablamos sobre el desarrollo iterativo y no se debe confundir con el interactivo.

 

Gráfico de un proceso iterativo. Fuente: Scrumreferencecard

 

La iteración es un proceso repetitivo de planificación y desarrollo. Es decir, desarrollar un prototipo, probarlo, recibir retroalimentación, mejorar puntos flacos, descartar características no tan útiles, volverlo a lanzar, repetir el proceso y así crear un producto conjuntamente con los usuarios. Cada repetición también es denominada ‘iteración’ y los resultados de ésta se utilizan como punto de partida para la siguiente iteración. Gracias a este estilo de desarrollo somos ágiles, ahorramos tiempo y estamos al día con las necesidades y preferencias tan cambiantes en nuestra época.

 

No existe el producto perfecto

 

El prototipo que se utiliza en el proceso de desarrollo iterativo se llama producto mínimo viable (del inglés Mininum Viable Product). Según la metodología del Lean Startup el producto perfecto no existe y cuando lo que menos sobra es capital, lanzar un producto con las funcionalidades mínimas que permita recolectar la mayor cantidad de información validada por clientes potenciales es la mejor estrategia. El mayor desperdicio del modelo tradicional de desarrollo es usar mucho tiempo y dinero en desarrollar una idea que solo se basa en probabilidades o suposiciones. En cambio, un MVP busca comprobar que efectivamente la idea resuelva una necesidad del mercado antes de invertir muchos recursos en su desarrollo.

 

 

 

 

Gráfico sobre el proceso de desarrollo de una Lean Startup. Fuente: Wordpress

 

Solo se aprende mediante la prueba y error

 

Por último, el Lean Startup hace uso del concepto de aprendizaje validado. Por más buena que sea nuestra idea lo más probable es que el primer MVP no sea el ideal para nuestros usuarios, así que tenemos que enfocarnos en entender qué cosas funcionan y qué no. Lo importante es que las ideas descartadas no deben olvidarse y los errores tomarlos como batallas perdidas sino como conocimiento valioso y experiencia para futuros proyectos. El aprendizaje validado se logra mediante la prueba- error, con cada iteración fallaremos y acertaremos lo cual permite que nos ajustemos y mejoremos de manera detallista nuestro negocio.

 

 

Como vemos éste modelo rompe con muchos paradigmas del emprendimiento tradicional, para enterarte más:

¡Síguenos en Timov para conocer todo sobre innovación y emprendimiento en Latinoamérica! 

 

Fuentes: Quora, SG Buzz, Harvard Business Review

Autor del artículo

Veronica Calderon

Comentarios