¿Llegó la educación en Tecnología a los Colegios Nacionales del Perú?

Por Alonso Mujica - hace 6 años

Sección: Tech


El 20 y 21 de setiembre se realizó el taller piloto en el Colegio de Alto Rendimiento (COAR), Colegio Mayor Secundario Presidente de la República ubicado en Huampaní (Lima) para contribuir al acercamiento de estudiantes a tecnologías exponenciales.

¿Qué son los COAR?

Los COAR son colegios públicos de alto rendimiento, creados en Lima desde el 2010 y en otras 13 ciudades del Perú desde el 2013. Estas entidades académicas fueron echadas a andar con el fin de reclutar talento con potencial extraordinario proveniente de colegios públicos de todo el país (básicamente los primeros lugares y ganadores de convocatorias por orden de mérito) y para premunirles de educación y vida con muy alta calidad, durante los tres últimos años de secundaria.

“El gran objetivo de los COAR es el de captar, formar y potenciar talento joven que después pueda retribuir a sus respectivas regiones”, comentó Freddy Tarazona, docente del COAR de Huampaní. Asimismo, tienen acceso a tecnología y conectividad así como a una serie de oportunidades de educación superior, gracias a las gestiones de becas que realizan sus Áreas de Bienestar.

 

Brett Schilke en plena demostración de tecnología

 

¿Tecnologías exponenciales?

Christine Arena, en artículo publicado en Fast Company, analiza:

“Las tecnologías exponenciales nos permiten hacer, aprender y ganar como nunca antes. Transforman nuestra forma de pensar, comportamiento y relación el uno con el otro. Empoderan y enriquecen la vida de muchas personas, no solo de la élite”, amplía en la misma nota.

Acorde con Ray Kurzweil, cada 18 meses se desarrolla y puede ser adquirida tecnología el doble de potente que la actual y al mismo precio. Esto rompe con todos los esquemas de lo posible: ¿te imaginas un smartphone más inteligente y rápido que tú? Esto podría ser realidad en el 2030.

Las tecnologías exponenciales, acorde con Singularity University,  incluyen:

  • Inteligencia Artificial y Robótica.
  • Biotecnología y Bioinformática.
  • Energía y Sistemas Medio Ambientales.
  • Medicina y Neurociencia.
  • Nanotecnología y Fabricación Digital.
  • Redes y Sistemas Informáticos.
  • Ciencias del Espacio y Ciencias Físicas

  

¿De qué trató la actividad?

La jornada de dos días, organizada por el equipo de Global Impact Competition Perú, representado por su Director y Embajador de Singularity University (SU) en Perú, Gary Urteaga, constó de:

Día 1

  • Testimonio de Mónica Abarca, Ingeniera Mecatrónica de la PUCP y Alumni de SU, acerca de su experiencia en la institución.
  • Conversatorio: “El papel de la juventud en la conducción de un mundo exponencial” conducido por Brett Schilke, líder global del programa Youth Innovation de SU.
  • Charla sobre “Moonshot Thinking” de Irina Rymshina, CEO de Hoope y Alumni de SU, sobre tecnologías exponenciales y los cambios en el mundo del futuro  a partir de ellas.

 

Día 2

  • Se organizaron talleres de 20 estudiantes por núcleo (mañana y tarde) de 3 horas con alumnos del COAR sobre Impacto Global y experiencia práctica en Realidad Virtual.

Interesante subrayar que la participación de los alumnos fue sumamente activa demostrando un excelente nivel de inglés (las charlas fueron en ese idioma) y una gran capacidad crítica y de análisis: los cuestionamientos iban desde cómo las tecnologías exponenciales pueden atacar la contaminación, el acceso a estos fenómenos para los países del tercer mundo, qué tipos de recursos gratuitos hay disponibles para comenzar a aprender y posibles consecuencias negativas de las mismas y retos en la legislación del futuro (una pregunta fue: ¿qué pasa cuando un carro que se maneja solo, atropella a alguien?). ¡Claros indicios de un gran talento y potencial entre estos jóvenes!

 

Los estudiantes del Colegio Mayor de Huampaní en plena charla

 

¿Por qué es importante esta clase de actividad?

Porque es vital acercar el conocimiento y desarrollo en tecnología a las generaciones futuras. Y un piloto así al ser exitoso, puede dar un vuelco total a la educación peruana.  El mundo está cambiando, y mucho, a un ritmo exponencial. La economía, comunicaciones, negocios, educación y demás, como conocemos hoy, son totalmente distintos a los de hace cinco años. ¿Recuerdas el mundo sin smartphones, sin Facebook, sin Easy Taxy, sin Twitter? Una sociedad que no está preparada ante tales cambios, estará destinada a ser irrelevante.

Acorde con Bloomberg, en el mundo hay 18 millones de desarrolladores de software (entre profesionales y aficionados), contra una población mundial de 7 billones de personas… ¡eso es menos del 1% del mundo especializado en una de las disciplinas que marcará el futuro de la humanidad! La brecha sigue siendo enorme…

Basta con ver noticias para enterarnos que muchos países ya están tomando cartas en el asunto: 300 escuelas públicas argentinas iniciará un piloto de enseñanza en programación próximamente así como en Australia donde los estudiantes, desde primaria, aprenderán de desarrollo tecnológico acorde con la nueva currícula escolar aprobada recientemente en el país (en igualdad de importancia que las matemáticas, ciencias y demás).

El equipo organizador junto a todo el grupo de estudiantes

 

El reto de la tecnología está planteado: ¿Los peruanos vamos a liderar o estamos condenados a ser irrelevantes?

Para conocer más:

¡Síguenos en Timov para conocer todo sobre innovación y emprendimiento en Latinoamérica!

 

Fuentes: GIC Perú, Think Exponential, Fast Company

Autor del artículo

Alonso Mujica

Alonso Mujica es el Director de Timov. Él es un emprendedor que se ha desempeñado en cargos comerciales para empresas de Tecnología, además de consultor para diversas Startups. En la actualidad trabaja en ventas para Lenovo mientras apoya como externo en otros proyectos. Estudió Ingeniería Industrial y está siguiendo una especialización en Trade Marketing. En su tiempo libre disfruta hacer deporte, la música indie y aprender sobre nuevas cosas que están pasando en el mundo.

Comentarios