Que Significa Gravedad Especifica En La Orina
Análisis de orina El empleo de esta prueba tiene origen milenario, utilizada por Hipócrates y descrita por Galeno. La metodología avanzó desde finales del siglo XIX, permaneciendo como parte del análisis “el principio de la utilización de los sentidos para identificar el olor y el color de la orina”. Angelisa B. Franceschini, MD Patóloga Clínica y Anatómica Laboratorios Borinquen La presencia de elementos celulares puede indicar procesos inflamatorios vasculares, nefritis o nada, Cuando esta prueba se hace adecuadamente es una de las herramientas más costo-efectivas. Debe ser solicitada e interpretada por el médico con un propósito diagnóstico. La utilidad de la prueba se ve reforzada al obtenerse la muestra en el momento más adecuado. | Lo ideal es que sea: la primera orina de la mañana y de no ser posible debe obtenerse luego de una hora de la última micción. La muestra debe ser a la mitad de la micción. | Si la muestra es obtenida en la oficina del médico o en el hogar, debe ser transferida inmediatamente al laboratorio con el envase bien sellado. Una muestra cateterizada en mujeres y niñas es mejor para cultivo cuando se sospecha infección, para evitar contaminación por organismos de la uretra y por la piel. Características físicas: Color: pálido, amarillo oscuro o ámbar. La ingesta de alimentos, medicamentos o vitaminas, sangre, mioglobina alteran la apariencia. Olor: algunos olores significan un desorden metabólico como fenilcetonuria- mohoso; cetoacidosis diabética- frutoso. Turbidez: normalmente no está presente; material celular, proteínas o precipitación benigna de sales al refrigerarse. pH: (5.5-6.5) refleja la capacidad del cuerpo de mantener el balance ácido-base. Un pH >7.0 puede ser por infección bacteriana produciendo ureasa, una alcalosis metabólica o respiratoria; pH <6.0 en dieta alta en carnes, diarreas, enfisema. La formación de piedra renal está relacionada al pH. Gravedad especifica: (1.010-1.025) indica el grado de hidratación y capacidad de concentración del riñón (>1.025). Valor >1.035 en deshidratación, contaminación, altos niveles de glucosa, tintes radiopacos, fallo hepático o cardiaco. Glucosa: diabetes, terapia de esteroide, Síndrome de Cushing; comidas fuertes y stress. Acetona: activación del metabolismo de grasa cuando no se ingiere carbohidratos o hay un defecto del metabolismo de carbohidratos. El descontrol de diabetes es lo más común, insulina insuficiente, vómitos, diarreas, fiebre y caquexia. Proteína: globulina y albúmina; excreción > 150mg/dl es proteinuria y es característica de enfermedad renal; proteinuria podría ser intermitente (fisiológica por postura, fiebre, ejercicio). Nitritos: indica infección por Enterobacteriaceae, E.coil, Proteus, Klebsiella entre otros. Esterasa leucocitaria: producida por los neutrófilos; 75-95% sensitiva, para infección. Sangre: hematuria en enfermedad renal, infección, tumor, eclampsia, sickle cell anemia, trauma, y contaminación en el periodo menstrual. Bilirrubina: (directa, 0.02 mg/dl) aumenta en enfermedad hepática, obstrucción biliar. Urobilinógeno: (0.1-1.0 mg/dl) cualquier condición que aumente la formación de bilirrubina o condición que afecte la absorción de urobilinógeno de la circulación portal; útil en el seguimiento del tratamiento. El estudio microscópico de la orina debe hacerse antes del reporte final. : Análisis de orina

¿Qué significa tener gravedad específica alta en orina?

El aumento en la gravedad específica de la orina puede deberse a: Deshidratación. Diarrea. Sudoración excesiva.

¿Qué indica la gravedad específica?

Esto incluye la determinación de la gravedad específica (SG) y densidad aparente (BD) de rocas, minerales y agregados, utilizando el picnómetro y el método de agua y aire o el método de la cera si se necesita. Estas pruebas se efectúan regularmente en muchos laboratorios de SGS.

una identificación precisa y exacta de la composición mineral de las muestras, incluyendo metales valiosos y otros elementos que pueden complicar el procesamiento apoyos para el método de procesamiento eficaz de su mineral dimensionamiento adecuado de los equipos de procesamiento el peso exacto de los minerales, que se necesita para calcular costes de envío y almacenamiento

La “gravedad específica” es la densidad de un material en relación con el agua. Dado que las rocas constan de varias fases distintas de mineral, no tienen una gravedad específica fija. En cambio, la “densidad aparente” de una roca se obtiene como resultado del porcentaje de todos los minerales de una muestra multiplicados por la gravedad específica de cada uno de ellos.

SGS posee una gran experiencia en la determinación de estos parámetros, incluida la identificación de fases minerales utilizando QEMSCAN®. Los expertos de SGS trabajan en condiciones de laboratorio controladas minuciosamente, para determinar la gravedad específica y la densidad aparente de su muestra.

Nuestros procedimientos de prueba SG y BD incluyen el picnómetro, estándar en el sector, y de ser necesario el método de agua y aire o el método de la cera. SGS ofrece la serie completa de servicios de pruebas físicas para el sector del mineral. Nuestras pruebas de gravedad específica y de densidad aparente ofrecen información clave que usted necesita para planificar y diseñar sus operaciones de procesamiento.

¿Qué significa gravedad específica 1.030 en examen de orina?

En general, los valores normales para la densidad de la orina son los siguientes: De 1.005 a 1.030 ( densidad normal ) 1.001 después de tomar cantidades excesivas de agua. Más de 1.030 después de evitar los líquidos.

¿Que nos indica la densidad de la orina?

¿Qué evalúa la densidad urinaria? – Evalúa la cantidad de solutos, entre estos urea, creatinina, glucosa, electrolitos entre otros) contenidos en un volumen de orina. Los valores de la densidad pueden verse afectados por procesos tales como deshidratación, poco volumen de orina a evaluar, hemorragia, consumo de altos contenidos de proteínas entre otros.

¿Qué significa tener 1.015 de densidad en la orina?

De 1.015 a 1.025: Orina Normal, debido a que no existe lesión en riñones y la hormona antidiurética se encuentra regulando adecuadamente la cantidad de orina que se excreta así como la absorción de nutrientes y electrolitos a nivel renal.

¿Qué significa un pH de 5 en la orina?

Preguntas y respuestas 15 junio 2021 Hola amiga, has hecho clic en una pregunta realmente interesante: ¿qué indica el pH de la orina? Voy a explicar brevemente lo que indica el pH de la orina y cómo puede ayudarte a reconocer la cistitis, El pH de la orina mide si nuestro organismo se encuentra en una situación de equilibrio o desequilibrio, gracias a una escala de valores que va desde el 0 hasta el número 14.

Si el pH de la orina es superior a 7, la orina suele considerarse alcalina y podría ser un signo de infecciones urinarias, como la cistitis, Si, por el contrario, el pH es bajo, por debajo del número 5, la orina se define como ácida y podría provocar la formación de cálculos renales o la inflamación de la vejiga,

En estos casos, te sugiero que acudas a tu médico y te hagas un urinocultivo : la prueba de orina que permite ver si tu vejiga está inflamada o cargada de bacterias. Por último, el pH de la orina es óptimo y neutro si no es inferior a 5 ni superior a 8. Si necesitas más consejos, estoy a tu disposición, Aquí para ti está Dimann, Un gran abrazo,

¿Qué es gravedad específica y cuáles son unidades?

Gravedad específica – La gravedad específica es la relación entre la densidad del objeto y la densidad del agua, es decir: \ begin \ text =\ frac } }\ nonumber \ end La gravedad específica es la relación entre la densidad del objeto y la densidad del agua, es decir: \ begin \ text =\ frac } }\ nonumber \ end Las unidades cancelan en la proporción.

  1. Por lo tanto, la gravedad específica es un número sin unidad.
  2. La densidad del agua es de 1.0 g/mL a temperatura ambiente, por lo que la gravedad específica es igual a la densidad del objeto expresada sin una unidad.
  3. Cuando las sustancias se disuelven en agua, la densidad de la solución suele ser diferente de la del agua pura.
You might be interested:  Que Significa La Palabra Atributos

Por ejemplo, la densidad de sangre completa para los humanos es de ~1.060 g/mL. La densidad de orina varía en el rango de 1.0050 g/mL a 1.030 g/mL. Tanto la sangre como la orina tienen sustancias disueltas en el agua que aumentan la densidad de la del agua pura.

¿Qué significa tener 1.032 de densidad en la orina?

Resultados normales El rango normal de la densidad de la orina es de 1.005 a 1.030. Los valores normales pueden variar un poco entre distintos laboratorios. Algunos laboratorios utilizan diferentes medidas o analizan muestras diferentes.

¿Cuál es el valor normal de las bacterias en la orina?

Desarrollo, diagnóstico y tratamiento La orina es un líquido filtrado a través de las membranas glomerulares de gran valor clínico, pues puede orientar sobre aspectos funcionales del metabolismo y reflejar el estado microbiológico del trayecto que recorre.

  • Al pasar por los conductos excretores, si existe algún proceso infeccioso, puede contener microorganismos.
  • En el presente trabajo se aborda el desarrollo de las infecciones del tracto urinario (ITU), su diagnóstico microbiológico y su tratamiento.
  • Las ITU ocupan el segundo lugar en importancia clínica, después de las infecciones de las vías respiratorias.

Se estima que durante la vida, 1 de cada 10 personas contrae una pielonefritis después de una infección primaria sin tratar o tratada de forma incorrecta, sin la ayuda del diagnóstico microbiológico. Desarrollo de las ITU La simple presencia de bacterias en la orina no es suficiente para que se origine una ITU, ya que ésta va a depender de la interacción entre el microorganismo y el huésped.

  • Por parte del huésped, existen importantes mecanismos de defensa que van a condicionar el establecimiento de una infección, como el flujo normal de orina, la actividad antimicrobiana del líquido prostático, el pH urinario, el componente inmunológico de la mucosa vesical y la peristalsis uretral.
  • Existen algunos factores que van a favorecer la infección, como la edad, el sexo, las relaciones sexuales y la falta de higiene, junto a otros anatómicos, metabólicos y iatrogénicos.

El embarazo, la diabetes, la litiasis y la cateterización vesical son situaciones de riesgo en las que se asienta una ITU con frecuencia. Por otra parte, es importante la virulencia del microorganismo, que va a venir reflejada por los factores de colonización tales como el poder de adherencia, la presencia de antígeno capsular, la producción de ureasa y otros.

  1. Las principales vías por las que los microorganismos llegan al aparato urinario son: ascendente o canicular, a partir de la uretra, y hematógena, a consecuencia de procesos sépticos.
  2. La vía linfática es excepcional.
  3. La vía ascendente es la más frecuente, sobre todo en la mujer, en individuos con uropatías obstructivas y después de manipulaciones instrumentales con fines diagnósticos o terapéuticos.

Aunque la localización de una ITU se encuentre a un determinado nivel como es el caso de la pielonefritis, cistitis, prostatitis, en general, todos los órganos del tracto urinario pueden afectarse parcialmente. La bacteriuria asintomática comienza con la multiplicación de las bacterias en la orina, sin afectar a ningún tejido, pero a continuación se desencadena afectación tisular.

El diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado son muy importantes para evitar complicaciones que pueden desembocar en un fracaso renal y uremia. Aspectos clínicos La ITU incide en mayor proporción en el sexo femenino que en el masculino, debido fundamentalmente a factores hormonales, constitución anatómica y embarazos.

En los recién nacidos se invierte la relación por la presencia de malformaciones urológicas, así como en la edad senil, cuando el varón presenta trastornos urológicos por enfermedad uretraprostática. Cerca del 1% de las niñas presentan ITU en los primeros 3 años de su vida, mientras que un 10-20% de las mujeres las presentan alguna vez en su vida.

La sintomatología de la ITU se manifiesta por: lumbalgia uni o bilateral, disuria, polaquiuria, orina turbia, leucocitosis y velocidad de sedimentación globular alta. Los signos y síntomas en el recién nacido son diferentes. Las únicas manifestaciones que se observan son: pérdida o estancamiento de peso, paralización del desarrollo, irritabilidad, diarrea, vómitos o fiebre de causa desconocida; con menos frecuencia, distensión abdominal y coloración grisácea de la piel.

En niños mayores de 2 años se observa la misma sintomatología, asociada a disuria, aumento de la frecuencia urinaria, enuresis y dolor abdominal o lumbar. Aspectos microbiológicos El tracto urinario en su conjunto no posee flora microbiana autóctona, excepto la porción distal de la uretra que puede ser colonizada por la flora normal de la piel.

  1. Podemos encontrar en la orina de individuos sanos microorganismos saprofitos o arrastrados por la micción: Lactobacilus, Bacillus, Corynebacterium, Staphylococcus, Candida y algunas enterobacterias.
  2. Los microorganismos patógenos que pueden dar lugar a ITU son muy variados, entre ellos tenemos: bacterias, hongos y levaduras, virus y parásitos.

La mayoría de las infecciones no complicadas están producidas por un solo microorganismo. La etiología polimicrobiana es rara en las infecciones primarias, pero no en infecciones crónicas, en pacientes hospitalizados o intervenidos quirúrgicamente por problemas urológicos, así como parapléjicos y portadores de sonda urinaria.

  1. Las bacterias son responsables de la mayor parte de las ITU.
  2. Cerca del 90% de las infecciones se deben a bacilos gramnegativos de la familia Enterobacteriaceae, y se originan por vía ascendente a partir de la uretra colonizada por la flora fecal del tubo digestivo.
  3. Escherichia coli es la implicada con mayor frecuencia, y la principal responsable de las pielonefritis y cistitis.

Su incidencia nosocomial se ve disminuida a expensas de otros microorganismos oportunistas: Proteus, Serratia o Pseudomonas, cuya acción patógena está favorecida por la presencia de enfermedades debilitantes, antibioterapia e inmunosupresión, así como por maniobras quirúrgicas.

  • La existencia de factores de colonización en Escherichia coli, como los pili o fimbrias, le permiten una mayor adherencia y rápida invasión de las vías urinarias.
  • El género Proteus es, después de Escherichia coli, el que se encuentra en mayor proporción en las ITU.
  • Suelen producir infecciones en lugares que han sido previamente colonizados por otros microorganismos, y sobre todo, en el tracto urinario superior, en pacientes con infección aguda.

Factores tales como la producción de ureasa, la motilidad y la presencia de fimbrias favorecen su asentamiento. Todas las especies de Proteus y otros patógenos urinarios urealíticos favorecen la formación de cálculos, dentro de los cuales pueden sobrevivir protegidos de los antimicrobianos, produciendo una reinfección posteriormente.

Así, se establece un círculo cerrado: infección-litiasis-infección. Klebsiella, Enterobacter y Serratia se encuentran en infecciones de pacientes hospitalizados, con frecuencia, causando pielonefritis aguda. Las infecciones nosocomiales por Serratia constituyen un claro ejemplo de infección cruzada. Los pacientes inmunocomprometidos y sometidos a maniobras agresivas están predispuestos a contraer infecciones del tracto urinario por Pseudomonas,

Entre los cocos grampositivos son los estafilococos coagulasa-negativa (S. epidermidis) los principales causantes de ITU, sobre todo en pacientes hospitalizados con factores de riesgo.S. saprophyticus y S. agalactiae inciden en mujeres sexualmente activas y no hospitalizadas.S.

aureus puede invadir el riñón por vía hematógena, originando abscesos intrarrenales o perinefríticos.E. faecalis afecta a pacientes con uropatías, dando lugar a infecciones graves. Otros microorganismos como Neisseria gonorrhoeae, Mycobacterium tuberculosis, Gardnerella vaginalis, Corynebacterium urealyticum, Micoplasma hominis o Ureaplasma urealyticum, se aíslan en escasas ocasiones y en situaciones muy específicas.

Las ITU producidas por hongos se asocian a tratamiento con antibióticos, inmunodepresión y sondaje permanente. Son causadas sobre todo por especies de levaduras, siendo Candida albicans la especie de mayor incidencia, especialmente en mujeres. La etiología viral es poco frecuente y suele aparecer, sobre todo, en la infancia, como es el caso de la cistitis por Adenovirus,

  1. La participación de organismos parásitos se limita al género Schistosoma,
  2. Diagnóstico microbiológico Las ITU se diagnostican fundamentalmente por la sintomatología, la presencia de leucocitos y de bacterias en el tracto urinario y por el cultivo microbiológico de la orina.
  3. Los síntomas clínicos pueden inducirnos a sospechar la presencia de una infección, al igual que la información suministrada por el análisis microscópico del sedimento urinario, pero esta sospecha debe ser confirmada mediante demostración del agente etiológico.

La presencia de microorganismos en la orina, no siempre es identificativa de infección, ya que depende del número de microorganismos y de la especie de la que se trate. La infección o bacteriuria significativa se asocia, en principio, a cifras de 100.000 o más bacterias por mililitro de orina, siempre que pertenezcan al grupo de las potencialmente patógenas.

  • Una orina normal puede contener algunas bacterias, pero nunca en una cantidad superior a 10.000 UFC/ml.
  • Toma de muestras Las condiciones de obtención de la orina desempeñan un papel muy importante en la fiabilidad de los resultados del análisis microbiológico, puesto que la flora saprofita de la zona terminal de la uretra y de los genitales externos puede contaminar la orina en el momento de la emisión.
You might be interested:  Qué Significa El Color Piel

Los procedimientos de recogida de orina están encaminados a evitar la contaminación de origen extraurinario. * Micción directa o espontánea, Se prefiere recoger la orina recién emitida, siendo la parte media de la micción matinal la más representativa del estado de las vías urinarias.

  • La primera parte de la micción se desecha, porque contiene la flora de la parte distal de la uretra, y la parte final también por su escaso contenido en microorganismos.
  • Normalmente, se recogen unos 10-15 ml de orina de la parte media de la micción en un frasco estéril.
  • La recogida la efectúa el propio paciente, que debe efectuar una buena limpieza de sus genitales con agua y jabón.

En el momento de la micción, los varones deben de retraer el prepucio y las mujeres separar los labios para evitar contaminaciones externas. * Cateterismo o sondaje vesical, El cateterismo vesical es adecuado para recoger la orina en buenas condiciones, pero conlleva el peligro de sobreinfección de las vías altas y producción de microtraumatismos que pueden llevar a complicaciones.

En el varón debe evitarse, porque existe mayor posibilidad de sobreinfección. Se suele recurrir al sondaje cuando existe imposibilidad de obtener buenos resultados por los métodos directos. En pacientes con sonda permanente, la orina se toma por punción aséptica de la sonda, nunca de la bolsa de recogida conectada a la sonda.

* Bolsa colectora, La orina de los lactantes se recoge en una bolsa de plástico estéril dispuesta para tal fin, que se acopla directamente a los genitales, tras un lavado de éstos y de la zona anal. En el caso de que la micción no se produzca dentro de los 30 min siguientes, debe de sustituirse la bolsa después de un nuevo lavado para evitar el sobrecrecimiento de la flora cutánea.

  1. La recogida se puede facilitar estimulando la micción mediante la ingestión de líquidos.
  2. Es conveniente comprobar en la muestra de orina la ausencia de restos fecales.
  3. Punción o aspiración suprapúbica,
  4. Cuando la recogida de la orina presenta cierta dificultad, sobre todo en lactantes, puede realizarse una punción vesical.

Se punciona directamente, después del aseo, la antisepsia y la anestesia local. La punción está contraindicada en pacientes con problemas de hemostasia. * Recogidas especiales, Cuando se quiere descartar Mycobaterium tuberculosis, se recoge la primera orina de la mañana completa, después de una retención de 12 h, o bien la totalidad de la orina emitida durante las 24 h, con inicio de la primera orina de la mañana, que aumenta la probabilidad de detectar la presencia de bacilos.

Transporte de la orina, Una vez obtenida la muestra de orina, debe transportarse con rapidez al laboratorio y ser cultivada antes de una hora de haber sido emitida. En caso de imposibilidad, ha de mantenerse refrigerada a 4 ºC, para evitar el sobrecrecimiento bacteriano, pues la orina actúa como medio de cultivo.

La refrigeración no debe ser superior a 12 h, pues el aumento de tiempo va a modificar las condiciones físicas y químicas de la muestra y va a influir sobre la calidad de la flora existente. Si no puede garantizarse la idoneidad del transporte, se puede añadir a la orina un conservante, como el ácido bórico al 2% o el sistema comercial bórico-formiato que evita la multiplicación de las bacteriurias sin afectar a su capacidad de crecimiento.

Examen de la orina La orina es generalmente clara. Una turbidez aparente puede ser debido a una infección, pero también puede deberse a la presencia de cristales o sales amorfas (fosfatos, uratos). El pH de la orina suele ser ácido. La alcalinidad puede indicar una infección, o bien puede ser consecuencia de la alimentación.

El olor pútrido de la orina puede orientarnos sobre la instauración de un proceso infeccioso. El examen microscópico del sedimento urinario nos permite apreciar la citología de la orina, es decir, la presencia de hematíes, leucocitos, células epiteliales y la presencia de cristales, sales amorfas, cilindros y bacterias.

  • Una orina normal contiene escasos leucocitos y hematíes, no más de tres de cada uno de estos elementos por campo óptico de 400 aumentos.
  • La visualización de hematíes, leucocitos y cilindros, en un número significativo constituye un hallazgo patológico.
  • La leucocituria es un dato útil para confirmar la sospecha de infección.

La mayoría de las infecciones de las vías urinarias se acompañan con más de 10 leucocitos por campo, pero la correlación de su presencia con la invasión microbiana, es sólo aproximada y representa un índice menos sensible que la cuantificación de la bacteriuria.

  • Puede existir bacteriuria importante sin leucocituria, como normalmente sucede en el comienzo de las infecciones urinarias leves de vías bajas muy localizadas.
  • Se han utilizado distintos métodos, además de examen microscópico del sedimento urinario, para la detección de bacteriuria, pero todos tienen cierta falta de sensibilidad y especificidad.

Los procedimientos bioquímicos rápidos, tales como la reducción de nitratos, reducción de trifeniltetrazolio, producción de catalasa, ausencia de glucosa y otros, van a tener bastantes limitaciones como presuntivos de infección, aunque pueden ser utilizados para el cribado de las muestras urinarias antes de proceder a su cultivo.

La detección de estearasa leucocitaria y la tinción de orina sin centrifugar parecen ser de gran utilidad para determinar una posible bacteriuria. Los sistemas automatizados que detectan los microorganismos por espectrofotometría poseen una buena sensibilidad y especificidad, pero son lentos y obligan a conservar las muestras refrigeradas durante un tiempo, lo que no supone ninguna ventaja.

El grado de localización de la infección en el tracto urinario se puede investigar mediante la detección de inmunofluorescencia directa de los anticuerpos ligados a las bacterias del sedimento urinario. Su positividad se corresponde con una infección del parénquima renal, ya que la liberación de anticuerpos sólo ocurre cuando éste está afectado.

Urocultivo Es imprescindible para distinguir entre una contaminación accidental y una bacteriuria significativa. Se realiza teniendo en cuenta la información obtenida mediante el examen microscópico del sedimento urinario y la orientación de una tinción de Gram de una gota de orina sin centrifugar. Se suelen emplear medios de cultivo adecuados para el crecimiento de la mayoría de los microorganismos patógenos del tracto urinario, tales como agar sangre o agar chocolate para la evaluación de la flora en general y un medio selectivo lactosado (agar de Mac Conkey) para la diferenciación de enterobacterias y otros bacilos gramnegativos.

Muy utilizado es el medio de agar CLED en el que crecen de manera diferencial casi todos los patógenos urinarios comunes. Si se sospecha la implicación de microorganismos especiales, hay que disponer de medios de cultivos definidos como agar chocolate o agar de Thayer-Martin para Neisseria gonorrhoeae, medio de Lowenstein-Jensen para Mycobacterium tuberculosis, agar de Sabouraud con cloranfenicol para levaduras, agar sangre incubado en condiciones de anaerobiosis para los microorganismos anaerobios estrictos.

  1. Se recomienda el uso mínimo de 2 placas: una de agar chocolate para estimar cuantitativamente la bateriuria mediante el recuento de colonias y otra de agar CLED para aislamiento y diferenciación.
  2. La placa de agar chocolate se inocula masivamente a partir de un volumen de orina constante, y la de agar CLED por estriación con el fin de obtener colonias aisladas.

Para el recuento se suele utilizar un asa calibrada de 0,001 ml o 0,010 ml, o se parte de diluciones de la orina en solución salina estéril, que se inoculan a razón de 0,1 ml por placa. Las placas inoculadas se incuban a 35-37 ºC durante 18-24 h antes de proceder al recuento de las colonias.

Identificación de los patógenos urinarios y antibiograma Una vez valorados como patógenos, los microorganismos deben identificarse para relacionar su presencia con la situación clínica de cada paciente. Los métodos de identificación se van a aplicar de acuerdo con las características de crecimiento y la orientación de la tinción de Gram de las colonias.

En todos los urocultivos con bacteriuria significativa debe realizarse el antibiograma, con el fin de determinar las cepas resistentes y aplicar una terapia adecuada. Tratamiento El tratamiento de las ITU se basa en dos pilares fundamentales: la instrucción adecuada del paciente y la vigilancia bacteriológica.

You might be interested:  Que Significa Visible En Visual Basic

Aparte de prescribir antimicrobianos, debe informarse sobre los métodos para potenciar las defensas vesicales, como son: el aumento de la ingestión de líquidos para incrementar la diuresis y frecuencia de la micción. La finalidad principal del tratamiento es erradicar el microorganismo de la totalidad del tracto urinario.

El tratamiento se realiza de la siguiente manera: * Se prefieren los antibióticos bactericidas a los bacteriostáticos. * No deben asociarse antibióticos bactericidas y bacteriostáticos. * Deben elegirse los antimicrobianos de mayor eliminación urinaria en estado activo.

* Se debe ajustar bien la dosis y duración del tratamiento, según el cuadro clínico. * Hay que tener precaución con los antibióticos nefrotóxicos, sobre todo, en caso de insuficiencia renal. En estos casos deberá de ajustarse la dosis mediante el aclaramiento de creatinina. * Se utilizan mejor los de espectros de acción limitada para modificar al mínimo la flora del paciente.

* El antibiótico no debe favorecer la selección de resistencias. * Se aconseja la vía oral. Una vez realizado el tratamiento y transcurridas 48 h, se aconseja llevar a cabo un cultivo control para detectar infecciones recidivantes por fallo terapéutico.

  1. En la tabla 1, se ponen de manifiesto los antibióticos de primera y de segunda elección, en función de los microorganismos aislados en la orina del paciente.
  2. Bibliografía general Dalet F, Del Río G.
  3. Infecciones urinarias.
  4. Barcelona: Pulso, 1987.
  5. García Martos P, Díaz J, Agudo E.
  6. El laboratorio en el diagnóstico de las infecciones del tracto urinario.

Medicina Integral 1990;15:155-63. Menéndez Fernández JM, Galego P. Las infecciones urinarias del adulto en el medio extrahospitalario. Medicina Integral 1988;12:418-25. Romero R, Caralps A. Infección urinaria. Barcelona: Doyma, 1985.

¿Qué pasa cuando el pH de la orina está en 8?

Una orina se considera neutra, cuando tiene un valor de 7. Cuando hay un valor aproximado de 8, puede indicar la presencia de una infección bacteriana en las vías urinarias.

¿Qué pasa si el pH es 5?

Clasificación del pH – AEFA – Asociación Española de Fabricantes de Agronutrientes La escala de pH va de 1 a 14, siendo el pH 7 la disolución neutra. Si el pH es inferior a 7 la disolución es en su conjunto ácida, tanto más ácida cuanto menor sea el valor del pH. Según la escala de pH en la que se encuentre el suelo, los elementos nutritivos pueden estar o no en condiciones de disponibilidad por la planta, e incluso afectar a su grado de toxicidad. Para exponer de forma sencilla la incidencia del pH en la definición del suelo y su incidencia en los nutrientes, realizamos la siguiente clasificación:

Cuando el pH es inferior a 4,5, decimos que es extremadamente ácido y las condiciones del suelo son muy desfavorables. De 4,5 a 5 es muy fuertemente ácido y existe una posible toxicidad por efecto del aluminio. De 5,1 a 5,5 es fuertemente ácido y suele ir acompañado de deficiencia de Ca, K, Mg, N, P, S, Mo exceso de Cu, Fe, Mn, Zn, Co y la actividad bacteriana en el suelo es escasa. De 5,6 a 6 es medianamente ácido y es un suelo adecuado para la mayoría de los cultivos. De 6,1 a 6,6 es ligeramente ácido y es donde se encuentra la disponibilidad máxima de nutrientes. De 6,6 a 7,3 es neutro y los efectos tóxicos de los elementos son mínimos. De 7,4 a 7,8 se denomina medianamente básico y por lo general hay carbonato cálcico en el suelo. De 7,9 a 8,4 es básico y disminuye la disponibilidad de P y Bo, además de una deficiencia creciente de Cu, Fe, Mn, Zn. Co. Aparece la clorosis férrica. De 8,5 a 9 es ligeramente alcalino y aparecen los problemas mayores de clorosis férrica. De 9,1 a 10 es alcalino y existe la presencia de carbonato sódico en grandes cantidades. Por encima 10 es fuertemente alcalino y conlleva un elevado porcentaje de Na intercambiable. La actividad microbiana escasa y hay poca disponibilidad de micronutrientes, excepto del Mo.

Volver al : Clasificación del pH – AEFA – Asociación Española de Fabricantes de Agronutrientes

¿Qué significa gravedad específica 1.028 en examen de orina?

GRAVEDAD ESPECÍFICA DE LA ORINA (S.G.) – Refractómetro Digital UG-1, tienda On Line

Cesta de la compra sin artículos

table>

Cesta de la compra sin artículos

Garantizado! Primeras marcas garantizan productos de calidad

table>

Plazo entrega 1 semana. Envío GRATUITO pedido superior a 199€ Oferta válida España peninsular y Baleares Forma de pago Transferencia Tarjeta de crédito PayPal

Fabricante: ATAGO Los refráctometros ATAGO son de los mejores del mundo. Estando considerados como un estándar en la industria, siendo utilizados por las universidades y profesionales del sector. Los avances tecnológicos constantes ponen a ATAGO en la vanguardia de la tecnología.

  • El Refractómetro Clínico DIGITAL de orina S.G.
  • UG-1 es un refractómetro de orina S.G.
  • Gravedad específica de la orina) con pantalla digital.
  • La operación se hace simplemente colocando una muestra y luego presionando START.
  • El valor de la orina S.G.
  • Es mostrado instantáneamente usando una sola gota de orina.

Características:

Escala de Orina S.G.: 1.000 a 1.060 Escala mínima: 0.001 Resolución medida Orina S.G.: ±0.001 escala Temperatura de medición : 10 a 35 °C Temperatura ambiente: 10 a 35 °C Tamaño y Peso: 17×9×4cm, 300g Alimentación: Batería de 9 V.

GRAVEDAD ESPECÍFICA DE LA ORINA La gravedad específica en la orina mide la concentración de partículas en una solución. Los valores normales están entre 1.002 a 1.028. El aumento de la gravedad específica en orina puede indicar: Deshidratación Diarrea Sudoración excesiva Glucosuria Insuficiencia cardíaca (relacionada con la disminución del flujo sanguíneo a los riñones) Estenosis de la arteria renal Síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética (SIADH) Vómitos Consumo restringido de agua La disminución de la gravedad específica en orina puede indicar: Consumo excesivo de líquidos Diabetes insípida central Diabetes insípida nefrogénica Insuficiencia renal (es decir, pérdida de la capacidad para reabsorber agua) Pielonefritis Otras condiciones por las que puede realizarse el examen: Necrosis tubular aguda ITU complicada (pielonefritis) Síndrome hepatorrenal Nefritis intersticial

modelo precio IVA incluido unidades
Refractómetro Digital ATAGO de Gravedad Específica de la Orina (S.G.) UG-1 1.149,50 € 950,00 € IVA Excl.

table>

Plazo de entrega: 1 semana. Envío: GRATUITO pedidos superiores a 199 € (España peninsular y Baleares) Forma de pago: Transferencia, tarjeta de crédito, PayPal I.V.A. Incluido: Los precios llevan el I.V.A. incluido

/td>

table>

¿Que puede salir alterado en un examen de orina?

Examen microscópico – En esta prueba, que a veces se hace como parte de un análisis de orina, se observan gotas de orina concentrada (orina que se centrifugó en una máquina) con un microscopio. Si alguno de los siguientes niveles está por encima del promedio, puede que necesites más pruebas:

Los glóbulos blancos (leucocitos) pueden ser un signo de infección. Los glóbulos rojos (eritrocitos) pueden ser un signo de enfermedad renal, trastorno en la sangre u otra enfermedad subyacente, como cáncer de vejiga. Las bacterias, las levaduras o los parásitos pueden indicar una infección. Los cilindros (proteínas con forma de tubo) pueden ser el resultado de trastornos renales. Los cristales que forman las sustancias químicas de la orina pueden ser un signo de cálculos renales.

En general, un análisis de orina por sí solo no brinda un diagnóstico definitivo. Dependiendo de la razón por la que el proveedor de atención médica te haya recomendado esta prueba, podrías necesitar un seguimiento por resultados inusuales. La evaluación de los resultados del análisis de orina junto con otras pruebas puede ayudar a el proveedor de atención médica a determinar los siguientes pasos.

¿Cuáles son las bacterias en la orina?

Tratamiento – Para determinar si usted tiene una infección urinaria su profesional de atención médica hará lo siguiente:

Preguntarle sobre los síntomas. Un examen físico. Ordenar análisis de orina, de ser necesario.

Las infecciones urinarias son causadas por bacterias y se tratan con antibióticos. Sin embargo, cada vez que usted toma antibióticos, estos pueden causar efectos secundarios, que incluyen sarpullido, mareos, náuseas, diarrea e infecciones por hongos. Los efectos secundarios más graves incluyen infecciones resistentes a los antibióticos o infecciones por Clostridium difficile, que provocan casos de diarrea que pueden causar daño grave al colon y la muerte.