Que Significa Bacterias Abundantes En La Orina
Resultados – Un análisis de orina revisa diferentes componentes de la orina, un producto de desecho generado por los riñones, Los valores normales enumerados aquí, llamados límites de referencia, son solo una guía. Estos límites varían de un laboratorio a otro, y su laboratorio puede tener límites diferentes para lo que es normal.

Resultados del análisis de orina

Color Normal: Pálido a amarillo oscuro
Anormal: Muchos alimentos y medicamentos pueden afectar el color de la orina. La orina sin color podría ser causada por una enfermedad de los riñones o por diabetes no controlada prolongadas. La orina de color amarillo oscuro puede ser causada por deshidratación, La orina de color rojo puede ser causada por la presencia de sangre en la orina.
Transparencia Normal: Transparente
Anormal: La orina turbia puede ser causada por la presencia de pus ( glóbulos blancos ), sangre ( glóbulos rojos ), esperma, bacterias, hongo en forma de levadura, cristales, moco o una infección parasitaria, como tricomoniasis,
Olor Normal: Leve olor a nuez
Anormal: Algunos alimentos (como los espárragos), vitaminas y antibióticos (como la penicilina) pueden hacer que la orina tenga un olor diferente. Un olor dulce y frutal podría ser causado por una diabetes no controlada. Una infección urinaria (UTI, por sus siglas en inglés) puede causar mal olor. La orina que huele como jarabe de arce puede significar la presencia de la enfermedad urinaria del jarabe de arce, la cual impide al cuerpo descomponer determinados aminoácidos,
Peso específico Normal: 1.005–1.030 nota 1
Anormal: Un peso específico muy alto significa que la orina está muy concentrada, lo cual podría ser causado por no beber suficientes líquidos, por una gran pérdida de líquidos (vomitar excesivamente, sudar o tener diarrea) o por la presencia de sustancias (como azúcar o proteína) en la orina. Un peso específico muy bajo significa que la orina está diluida, lo cual podría ser causado por beber demasiados líquidos, por una enfermedad de los riñones grave o por el uso de diuréticos,
pH Normal: 4.6–8.0 nota 1
Anormal: Algunos alimentos (como los cítricos y los productos lácteos) y medicamentos (como los antiácidos) pueden afectar el pH de la orina. Un pH alto (alcalino) puede ser causado por vómito grave, una enfermedad de los riñones, algunas infecciones urinarias y por asma, Un pH bajo (ácido) podría ser causado por una enfermedad de los pulmones grave ( enfisema ), diabetes no controlada, sobredosis de aspirinas, diarrea intensa, deshidratación, inanición, beber demasiado alcohol o por beber anticongelante (etilenglicol).
Proteína Normal: No se observa
Anormal: La presencia de proteína en la orina podría significar daño en los riñones, una infección, cáncer, presión arterial alta, diabetes, lupus eritematoso sistémico (SLE, por sus siglas en inglés) o glomerulonefritis, La presencia de proteína en la orina también podría significar insuficiencia cardíaca, leucemia, intoxicación (intoxicación con plomo o mercurio) o preeclampsia (si está embarazada).
Glucosa Normal: 1–15 miligramos por decilitro (mg/dL) o 60–830 micromoles por litro (mcmol/L) en una muestra de 24 horas. nota 1 Una recolección de orina de única vez, si es normal, será negativa en cuanto a glucosa. nota 1
Anormal: Los líquidos intravenosos (IV) pueden provocar la presencia de glucosa en la orina. Demasiada glucosa en la orina podría ser causada por diabetes no controlada, un problema en alguna glándula suprarrenal, daño hepático, lesión cerebral, determinados tipos de intoxicaciones y algunos tipos de enfermedades de los riñones. Las mujeres embarazadas sanas pueden tener glucosa en la orina, lo cual es normal durante el embarazo.
Cetonas Normal: No se observan
Anormal: La presencia de cetonas en la orina puede significar diabetes no controlada, una dieta muy baja en carbohidratos, inanición o trastornos de la alimentación (como anorexia nerviosa o bulimia ), alcoholismo o intoxicación por beber alcohol isopropílico (de frotar) (isopropanol). Las cetonas con frecuencia están presentes en la orina cuando una persona no come (ayuna) por 18 horas o más. Esto podría ocurrir cuando una persona está enferma y no puede comer o vomita durante varios días. A veces, la orina de mujeres embarazadas sanas contiene niveles bajos de cetonas.
Análisis microscópico Normal: Se observa una cantidad muy escasa o inexistente de glóbulos rojos o blancos, o de cilindros. No hay presencia de bacterias, células de hongo en forma de levadura, parásitos o células escamosas. Normalmente, se observa una escasa cantidad de cristales.
Anormal: La presencia de glóbulos rojos en la orina podría ser causada por una lesión en los riñones o en la vejiga, cálculos renales, una infección urinaria (UTI, por sus siglas en inglés), inflamación de los riñones ( glomerulonefritis ), un tumor en los riñones o en la vejiga, o lupus eritematoso sistémico (SLE, por sus siglas en inglés). La presencia de glóbulos blancos (pus) en la orina podría ser causada por una infección urinaria, un tumor en la vejiga, inflamación de los riñones, lupus eritematoso sistémico (SLE, por sus siglas en inglés) o inflamación de la vagina o debajo del prepucio del pene. Según el tipo, los cilindros pueden significar una inflamación en los pequeños conductos de los riñones o un daño en estos, un riego sanguíneo deficiente hacia los riñones, intoxicación con metal (como plomo o mercurio), insuficiencia cardíaca o una infección bacteriana, Grandes cantidades de cristales o determinados tipos de cristales pueden significar la presencia de cálculos renales, riñones dañados o problemas metabólicos, Algunos medicamentos y ciertos tipos de infecciones del tracto urinario también pueden aumentar la cantidad de cristales en la orina. La presencia de bacterias en la orina significa que hay una infección urinaria (UTI, por sus siglas en inglés). Las células de hongo en forma de levadura o los parásitos (como el parásito que causa la tricomoniasis) pueden significar una infección urinaria. La presencia de células escamosas podría significar que la muestra no es lo suficientemente pura como debería. Estas células no significan que haya un problema médico, sin embargo, es posible que su médico le pida que le entregue otra muestra de orina.
Volumen Normal: 800–2,500 mililitros (mL) por 24 horas. nota 1

Qué afecta esta prueba

¿Cómo se eliminan las bacterias de la orina?

Tratamiento – Normalmente, los antibióticos son el primer tratamiento para las infecciones de las vías urinarias. El estado de salud y el tipo de bacterias que se encuentran en la orina determinan qué medicamentos se usan y el tiempo que debes tomarlos.

¿Cuál es la bacteria más peligrosa en la orina?

Escherichia Coli uropatógena, una bacteria peligrosa • Una de cada dos mujeres en el mundo tendrán, al menos, una infección del tracto urinario durante el transcurso de su vida • Algunas bacterias invaden las células de la vejiga, y de esa manera evitan los antibióticos Una bacteria causante de numerosas infecciones del tracto urinario en México, principalmente entre las mujeres, es Escherichia Coli (E.

Coli) uropatógena (UPEC, por su siglas en inglés), de la que se conoce muy poco en el país. “Prácticamente no hay investigación, aunque son peligrosas, pues en algunos casos pueden causar la muerte”, dijo Ángel Manjarrez Hernández, del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

El grupo de las E. coli se divide en dos tipos: las intestinales y las extraintestinales. Entre las primeras hay cinco subdivisiones: las enteropatógenas, las enterohemorrágicas, las enterotoxigénicas, las enteroagregativas y las enterodifusas, causantes de infecciones relacionadas con diarreas, inflamación y vómito, entre otros síntomas.

A estos tipos de bacterias intestinales se les llama patotipos, es decir, grupos que tienen características, factores de virulencia y sintomatología clínica comunes.E. coli uropatógena De las causantes de padecimientos extraintestinales, las más comunes son las que atacan el tracto urinario. Se piensa que E.

coli uropatógena no es un grupo homogéneo, ni siquiera se le ha considerado como un patotipo.

Sin embargo, recientemente se ha visto que las uropatógenas son muy diversas, tanto que no son un patotipo, sino que podrían ser varios, debido a su variabilidad bacteriana. El tracto urinario normalmente es estéril, no debe haber microorganismos, pero hay casos en que las bacterias se introducen, colonizan, se establecen en la vejiga y causan enfermedad inflamatoria. Según sus diversos grados de virulencia, algunas pueden causar una bacteriuria asintomática, como se llama al caso en que el microorganismo entra en la vejiga y no causa ninguna sintomatología, y la persona puede vivir meses, incluso años, sin saber que es portadora. También, hay algunas muy virulentas, peligrosas, que pueden llegar hasta los riñones e, incluso, alcanzar al torrente sanguíneo.

El periodo de incubación es variable. Desde que entra por la uretra, hasta que llega a la vejiga, pueden pasar entre 12 y 18 días, y en llegar a los riñones (ocurre raramente), entre tres y seis días, un periodo relativamente breve que depende, entre otros factores, del tipo.

Uropatógenas Aunque entre las uropatógenas hay gran variedad, recientemente se comenzó a diferenciarlas entre las causantes de cistitis, o infección en la vejiga, y las que provocan pielonefritis, infección en los riñones. En todo el mundo la más común es la causante de cistitis. Se calcula que alrededor de 50 por ciento de todas las mujeres en el mundo tendrán al menos una infección del tracto urinario en el transcurso de su vida.

“Estos números son muy altos, porque sólo una de cada dos mujeres se salvará de un padecimiento de ese tipo. La mayor parte debe seguir un tratamiento, que suele ser con antibióticos, y la infección desaparece entre siete y 10 días”. Sin embargo, la emergencia de cepas uropatógenas multi-resistentes a los antibióticos complica significativamente el tratamiento.

Recurrentes Desde hace 10 años, empezó a observarse que en algunos individuos las infecciones del tracto urinario son recurrentes, y que durante un año, pueden tener de tres a seis episodios infecciosos. Recientemente se ha encontrado que algunas de estas bacterias de E. coli uropatógenas tienen la capacidad de invadir las células de la vejiga, y al hacerlo, se replican dentro de la célula y forman biopelículas bacterianas intracelulares.

“Si se habla de la invasividad, los médicos entienden que se instalan en el tracto urinario, sin embargo, estas bacterias serían doblemente invasivas porque entran en este último, y además en las células epiteliales que revisten la superficie de la vejiga; se alojan donde están los organelos, las mitocondrias, todo el sistema celular; pero no mata a la célula inmediatamente”, explicó.

Este mecanismo del patógeno es muy importante porque le permite evadir los antibióticos. Los macrófagos de la respuesta inmune no las encuentran, no las pueden fagocitar porque están dentro de la célula; de esta manera, garantizan su subsistencia por meses o, incluso, años. Se piensa que este mecanismo de invasividad es la causa en gran medida de las recurrencias que aparecen después de 15 días, o dos y hasta años.

“Hasta el momento, no se cuenta con un método de diagnóstico que detecte que esta bacteria no es una uropatógena común, sino una invasiva. Todavía no se desarrollan estos métodos a nivel masivo. Uno puede saber por experimentos en el laboratorio, y con la investigación, si la bacteria tiene esa capacidad, pero eso no se puede hacer rutinariamente”, concluyó.

You might be interested:  Que Significa Llorar En Un Sueño

¿Cuánto es lo normal de bacterias en la orina?

El artículo de hoy en pocas palabras –

  • Los valores normales de la flora bacteriana deben ser inferiores a 100.000 UFC/ml.
  • Si el análisis de orina es positivo (> 100.000 UFC/ml), se trata de una bacteriuria.
  • Una de las principales consecuencias de las infecciones del tracto urinario es la cistitis bacteriana, a menudo relacionada con la presencia de microorganismos indeseables como Escherichia coli.

¿Qué son las bacterias en la orina?

Tratamiento – Para determinar si usted tiene una infección urinaria su profesional de atención médica hará lo siguiente:

Preguntarle sobre los síntomas. Un examen físico. Ordenar análisis de orina, de ser necesario.

Las infecciones urinarias son causadas por bacterias y se tratan con antibióticos. Sin embargo, cada vez que usted toma antibióticos, estos pueden causar efectos secundarios, que incluyen sarpullido, mareos, náuseas, diarrea e infecciones por hongos. Los efectos secundarios más graves incluyen infecciones resistentes a los antibióticos o infecciones por Clostridium difficile, que provocan casos de diarrea que pueden causar daño grave al colon y la muerte.

¿Qué quiere decir bacterias abundantes?

“Las principales infecciones del tracto urinario son bacterianas y fúngicas, aunque también existen infecciones virales y parasitarias”. DR. JOSÉ LEIVA LEÓN Las infecciones más frecuentes en el hombre son las del tracto urinario. Están producidas por variedad de microorganismos: bacterias, virus, parásitos y hongos. La presencia de bacterias en orina se denomina bacteriuria. Esto no siempre es indicativo de infección. ¿Necesita que le ayudemos? Contacte con nosotros

¿Qué pasa si no se trata una bacteria en la orina?

Signos y síntomas – Los ancianos, así como los pacientes con vejiga neurogénica Vejiga neurogénica La vejiga neurogénica es la disfunción de la vejiga (flácida o espástica) causada por un daño neurológico. Los síntomas pueden incluir incontinencia por rebosamiento, polaquiuria, urgencia,. obtenga más información o sondas Infecciones urinarias asociadas con catéter Una infección urinaria asociada al catéter es una infección urinaria en la que el cultivo positivo se obtuvo de una sonda vesical permanente que permaneció durante > 2 días. Los pacientes. obtenga más información permanentes, pueden presentar sepsis Sepsis y shock séptico La sepsis es un síndrome clínico de disfunción de órganos potencialmente letal causada por una respuesta desregulada a la infección. En el shock séptico hay una reducción crítica de la perfusión. obtenga más información y delirio Delirio El delirio es una alteración fluctuante, habitualmente reversible, transitoria y aguda, que afecta la atención, las funciones cognitivas y el nivel de conciencia. Las causas incluyen casi cualquier. obtenga más información, sin síntomas que remitan al tracto urinario. Cuando aparecen síntomas, pueden no correlacionarse con la ubicación de la infección dentro del tracto urinario debido a que hay una considerable superposición; sin embargo, son útiles algunas generalizaciones. En la uretritis, los síntomas principales son la disuria y, especialmente en los hombres, la secreción uretral. Las secreciones pueden ser purulentas, de color blanquecino o mucoides. Las características de la secreción, como la cantidad de pus, no diferencian de manera confiable la uretritis gonocócica de la no gonocócica. La aparición de la cistitis suele ser abrupta, típicamente con polaquiuria, tenesmo vesical y ardor o dolor en la micción, que en general es de volúmenes pequeños de orina. Es común la nocturia, con dolor suprapúbico y a veces lumbar. La orina a menudo es turbia, y puede aparecer hematuria microscópica (o rara vez macroscópica). Puede aparecer febrícula. Se observa neumaturia (salida de aire con la orina) cuando la infección está producida por una fístula vesicoentérica o vesicovaginal, o por una cistitis enfisematosa. En la pielonefritis aguda, los síntomas pueden ser los mismos que los de la cistitis. Un tercio de los pacientes presenta polaquiuria Polaquiuria La polaquiuria es la necesidad de orinar muchas veces durante el día o la noche (nocturia), pero en volúmenes normales o inferiores a lo normal. La polaquiuria puede estar acompañada por una. obtenga más información y disuria Disuria La disuria es el dolor o la molestia al orinar, generalmente en forma de una sensación de ardor intenso. Algunos trastornos causan un dolor fuerte sobre la vejiga o el periné. La disuria es. obtenga más información, Sin embargo, en la pielonefritis en general se incluyen escalofríos, fiebre, dolor lumbar, dolor abdominal en cólicos, náuseas y vómitos. Si no hay defensa abdominal o ésta es leve, a veces es posible palpar un riñón sensible y de tamaño aumentado. En el lado afectado, suele presentarse sensibilidad a la percusión en el ángulo costovertebral. En la infección urinaria en los niños Signos y síntomas La infección urinaria (IU) se define por un recuento ≥ 5 × 10 4 colonias/mL en una muestra de orina obtenida mediante una sonda o, en niños mayores, por un recuento ≥ 10 5, obtenga más información, los síntomas en general son escasos y menos característicos.

Análisis de orina A veces, urocultivo

El diagnóstico por urocultivo no siempre es necesario. Si se realiza, requiere la demostración de una bacteriuria significativa en una muestra de orina recogida de manera adecuada. Para obtener una muestra limpia del chorro medio de orina, el meato uretral se limpia con un desinfectante suave no espumoso y se seca al aire. Debe minimizarse el contacto del chorro de orina con la mucosa, separando los labios en la mujer y retrayendo el prepucio en los varones no circuncidados. Los primeros 5 mL de orina se descartan; los siguientes 5 a 10 mL se recogen en un recipiente estéril. Los análisis, particularmente el cultivo, se deben hacer dentro de las 2 h de recogida la muestra; de lo contrario, la muestra debe refrigerarse. El examen microscópico de la orina es útil pero no definitivo. La piuria se define como la presencia de ≥ 8 leucocitos/mcL de orina sin centrifugar, lo que corresponde a 2 a 5 leucocitos por campo en un sedimento obtenido por centrifugación. La mayoría de los pacientes con infección verdadera presentan > 10 leucocitos/mcL. La presencia de bacterias en ausencia de piuria, en especial cuando se encuentran varias cepas diferentes, suele deberse a la contaminación durante la obtención de la muestra. La hematuria microscópica se observa hasta en un 50% de los pacientes, pero la hematuria grosera es infrecuente. Los cilindros de leucocitos, que pueden requerir tinciones especiales para diferenciarse de los cilindros tubulares renales, indican sólo una reacción inflamatoria; pueden estar presentes en la pielonefritis Pielonefritis aguda Las infecciones urinarias bacterianas pueden afectar la uretra, la próstata, la vejiga o los riñones. Los síntomas pueden estar ausentes, o incluir polaquiuria, tenesmo vesical, disuria, dolor. obtenga más información, la glomerulonefritis Generalidades sobre el síndrome nefrítico El síndrome nefrítico se define por la hematuria y un grado variable de proteinuria, generalmente con hematíes dismórficos y a menudo cilindros de hematíes en el examen microscópico del sedimento. obtenga más información y la nefritis tubulointersticial Nefritis tubulointersticial La nefritis tubulointersticial es la lesión primaria de los túbulos renales y el intersticio que causa disminución de la función renal. La forma aguda más a menudo se debe a reacciones alérgicas. obtenga más información no infecciosa. Es posible la piuria en ausencia de bacteriuria y de infección urinaria, por ejemplo en pacientes con nefrolitiasis Cálculos urinarios Los cálculos urinarios son partículas sólidas que se encuentran en el aparato urinario. Pueden causar dolor, náuseas, vómitos, hematuria y, posiblemente, escalofríos y fiebre debido a las infecciones. o enfermedad inflamatoria intestinal Generalidades sobre la enfermedad inflamatoria intestinal La enfermedad inflamatoria intestinal, que incluye la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, es un trastorno que cursa con recidivas y remisiones, caracterizado por inflamación crónica en. obtenga más información, o si la muestra está contaminada con leucocitos vaginales. Las mujeres que presentan disuria Disuria La disuria es el dolor o la molestia al orinar, generalmente en forma de una sensación de ardor intenso. Algunos trastornos causan un dolor fuerte sobre la vejiga o el periné. La disuria es. obtenga más información y piuria pero sin bacteriuria significativa tienen síndrome uretral o síndrome de disuria-piuria. También suelen usarse las pruebas con tiras reactivas, Una prueba de nitrito positiva en una muestra de orina reciente (la replicación bacteriana en el recipiente resta confiabilidad a este resultado si la muestra no se analizó de inmediato) es muy específica de una IU, pero no es una prueba muy sensible. La prueba de esterasa leucocitaria es muy específica para la presencia de > 10 leucocitos/mcL y es bastante sensible. En mujeres adultas con infección urinaria no complicadas y síntomas típicos, la mayoría de los médicos consideran suficiente para el diagnóstico el resultado positivo de la observación microscópica y de la tira reactiva; en estos casos, dados los posibles patógenos, los resultados del urocultivo probablemente no modificarán la terapia, aunque sí aumentarán los costos. Se recomienda el cultivo en pacientes cuyas características y síntomas sugieren una infección urinaria complicada o una indicación para el tratamiento de la bacteriuria. Los ejemplos comunes incluyen:

Mujeres embarazadas Mujeres posmenopáusicas Hombres Niños prepúberes Pacientes con anomalías del tracto urinario o instrumentación reciente Pacientes con inmunosupresión o comorbilidades importantes Pacientes con infecciones urinarias recurrentes ( ≥ 3 al año)

Las muestras que contienen un alto número de células epiteliales están contaminadas y probablemente no sean útiles. Debe obtenerse una muestra sin contaminar. En un cultivo de una muestra obtenida a la mañana es más probable que se detecte la infección urinaria. Las muestras que se dejaron a temperatura ambiente durante > 2 h pueden dar recuentos de colonias falsamente elevados, debido a la continua proliferación bacteriana. Los criterios para considerar positivo a un cultivo incluyen el aislamiento de una sola especie bacteriana en una muestra obtenida limpiamente del chorro medio, o de una muestra obtenida por sondaje.

Dos muestras consecutivas de orina obtenidas en forma limpia (en hombres, una muestra) en las cuales se aísla la misma cepa bacteriana con un recuento de colonias > 10 5 /mL En mujeres o varones, en una muestra obtenida por sonda, se aísla una sola especie bacteriana con un recuento de colonias de > 10 2 /mL

Para los pacientes sintomáticos, los criterios del cultivo son

Cistitis no complicada en mujeres: > 10 3 /mL Cistitis no complicada en mujeres: > 10 2 /mL (This quantification may be considered to improve sensitivity to E. coli.) Pielonefritis aguda no complicada en mujeres: > 10 4 /mL Infección urinaria complicada: > 10 5 /mL en las mujeres; o > 10 4 /mL en los hombres o en una muestra obtenida por sonda en mujeres Síndrome uretral agudo: > 10 2 /mL de una especie bacteriana sola

Cualquier cultivo positivo, independientemente del recuento de colonias, en una muestra obtenida por punción vesical suprapúbica, debe considerarse un verdadero positivo. A veces hay una infección urinaria a pesar de un recuento de colonias bajo, posiblemente debido a una terapia previa con antibióticos, una orina muy diluida (densidad < 1,003) o una obstrucción del flujo de la orina macroscópicamente infectada. La repetición del cultivo aumenta la precisión diagnóstica de un resultado positivo, es decir, puede diferenciar entre una contaminación y un resultado positivo verdadero. Los nuevos estudios moleculares en orina a veces pueden revelar patógenos inusuales en pacientes con infección urinaria refractaria o recurrente. En muchos pacientes, es imposible la diferenciación clínica entre una infección urinaria superior y una inferior, y no siempre es recomendable realizar las pruebas. Cuando el paciente presenta fiebre alta, dolor a la palpación en el ángulo costovertebral y piuria macroscópica con cilindros, es muy probable que se trate de una pielonefritis. La mejor prueba no invasiva para diferenciar una infección en la vejiga de una en el riñón parece ser la respuesta a un tratamiento corto con antibióticos. Si la orina no se ha aclarado después de 3 días de tratamiento, debe considerarse que se trata de una pielonefritis. Pueden aparecer síntomas similares a los de una cistitis Cistitis Las infecciones urinarias bacterianas pueden afectar la uretra, la próstata, la vejiga o los riñones. Los síntomas pueden estar ausentes, o incluir polaquiuria, tenesmo vesical, disuria, dolor. obtenga más información o una uretritis Uretritis Las infecciones urinarias bacterianas pueden afectar la uretra, la próstata, la vejiga o los riñones. Los síntomas pueden estar ausentes, o incluir polaquiuria, tenesmo vesical, disuria, dolor. obtenga más información en las pacientes con vaginitis Generalidades sobre la vaginitis La vaginitis es la inflamación infecciosa o no de la mucosa vaginal, algunas veces con inflamación de la vulva. Los síntomas incluyen secreción vaginal, irritación, prurito y eritema. El diagnóstico. obtenga más información, que puede causar disuria debido al pasaje de la orina por los labios inflamados. A menudo, la vaginitis puede diferenciarse por la presencia de secreción vaginal maloliente y dispaurenia. La mayoría de los adultos no requiere evaluación de anomalías estructurales, a menos que ocurra lo siguiente:

You might be interested:  Qué Significa Her En Inglés

El paciente tiene ≥ 2 episodios de pielonefritis. Las infecciones son complicadas. Se sospecha nefrolitiasis. Se produce hematuria macroscópica indolora o insuficiencia renal de aparición reciente. La fiebre persiste durante ≥ 72 h.

Antibióticos En ocasiones, cirugía (p. ej., para drenar abscesos, corregir anomalías estructurales subyacentes o aliviar obstrucciones)

La elección del antibiótico debe basarse en las alergias y antecedentes de cumplimiento del tratamiento del paciente, los patrones de resistencia locales (si se conocen), la disponibilidad de los antibióticos y su costo, y la tolerancia del paciente y su cuidador frente al riesgo de fracaso terapéutico. También debe tenerse en cuenta la tendencia a la inducción de resistencia al antibiótico. Cuando se realiza el urocultivo, la elección del antibiótico debe modificarse cuando se disponga de los resultados del cultivo y del antibiograma, y pasar al fármaco de espectro más estrecho disponible eficaz contra el patógeno identificado. El tratamiento de primera línea de la cistitis no complicada es la nitrofurantoína, en dosis de 100 mg orales 2 veces al día durante 5 días (está contraindicado si el aclaramiento de creatinina es < 60 mL/min), trimetoprima/sulfametoxazol (TMP/SMX) en dosis de 160/800 mg orales 2 veces al día durante 3 días, o fosfomicina, en una sola dosis oral de 3 g. Las opciones menos deseables incluyen una fluoroquinolona o un antibiótico beta-lactámico. Si la cistitis reaparece después de una semana o dos, se puede administrar un antibiótico de amplio espectro (p. ej., una fluoroquinolona) y debe realizarse un urocultivo. La cistitis complicada debe tratarse con antibióticos empíricos de amplio espectro, elegidos según los patógenos locales y los patrones de resistencia, y ajustados a partir de los resultados del cultivo. Las anomalías de la vía urinaria también deben abordarse. El tratamiento depende de los hallazgos clínicos y de los resultados de los urocultivos:

Las mujeres que tienen disuria pero no presentan piuria ni bacteriuria no tienen un síndrome uretral verdadero. En ellas deben evaluarse las causas no infecciosas de la disuria. La evaluación puede incluir ensayos terapéuticos, por ejemplo con tratamientos conductuales (p. ej., bioretroalimentación y relajación de la musculatura pélvica), cirugía (para la estenosis uretral) y medicamentos (p. ej., reemplazo hormonal para sospecha de uretritis atrófica, anestésicos, antiespasmódicos).

Típicamente, la bacteriuria asintomática en pacientes con diabetes, ancianos o con sondas vesicales permanentes Infecciones urinarias asociadas con catéter Una infección urinaria asociada al catéter es una infección urinaria en la que el cultivo positivo se obtuvo de una sonda vesical permanente que permaneció durante > 2 días. Los pacientes. obtenga más información no debe tratarse. Sin embargo, los pacientes con riesgo de complicaciones por bacteriuria asintomática (véase Infecciones urinarias (IU): cribado Bacteriuria asintomática ) deben tener en cuenta las causas tratables y deben administrarse antibióticos como para la cistitis Tratamiento Las infecciones urinarias bacterianas pueden afectar la uretra, la próstata, la vejiga o los riñones. Los síntomas pueden estar ausentes, o incluir polaquiuria, tenesmo vesical, disuria, dolor. obtenga más información, En las embarazadas, hay pocos antibióticos que se pueden utilizar de forma segura. Los beta-lactámicos, las sulfamidas y la nitrofurantoína por vía oral se consideran seguros durante las primeras etapas del embarazo, pero la trimetoprima debe evitarse durante el primer trimestre y el sulfametoxazol durante el tercero, especialmente al acercarse el parto. Los pacientes con problemas de obstrucción que no pueden tratarse (p. ej., cálculos Cálculos urinarios Los cálculos urinarios son partículas sólidas que se encuentran en el aparato urinario. Pueden causar dolor, náuseas, vómitos, hematuria y, posiblemente, escalofríos y fiebre debido a las infecciones. obtenga más información, reflujo Reflujo vesicoureteral El reflujo vesicoureteral es el retroceso de orina de la vejiga al uréter y a veces también al sistema colector, lo que depende de la gravedad. El reflujo predispone a la infección urinaria. obtenga más información ) pueden requerir una terapia de supresión a largo plazo. Son necesarios los antibióticos. El tratamiento ambulatorio con antibióticos orales es posible si se cumplen los siguientes criterios:

Se espera que el paciente cumpla el tratamiento El paciente es inmunocompetente El paciente no tiene factores que sugieran una infección urinaria complicada

Los antibióticos de primera línea son la ciprofloxacina, en dosis de 500 mg orales 2 veces al día durante 7 días, y la levofloxacina, en dosis de 750 mg orales 1 vez al día durante 5 días, siempre que < 10% de los patógenos urinarios de la comunidad sean resistentes. Una segunda opción por lo general es trimetoprima/sulfametoxazol (TMP/SMX) en dosis de 160/800 mg orales, 2 veces al día durante 14 días. Sin embargo, deben tenerse en cuenta los perfiles de sensibilidad locales, ya que en algunas partes de los Estados Unidos > 20% de las cepas de E. coli son resistentes a las sulfas. Los pacientes que no pueden recibir tratamiento ambulatorio deben ser internados en el hospital y recibir terapia parenteral de acuerdo con los perfiles de sensibilidad locales. Los antibióticos de primera línea son generalmente las fluoroquinolonas de excreción renal, como la ciprofloxacina y la levofloxacina. Otras opciones, como la ampicilina más gentamicina, el aminoglucósido plazomicina ( 1 Referencia del tratamiento Las infecciones urinarias bacterianas pueden afectar la uretra, la próstata, la vejiga o los riñones. Los síntomas pueden estar ausentes, o incluir polaquiuria, tenesmo vesical, disuria, dolor. obtenga más información ), las cefalosporinas de amplio espectro (p. ej., ceftriaxona, cefotaxima, cefepima), el aztreonam, las combinaciones de un beta-lactámico con un inhibidor de las beta-lactamasas (ampicilina/sulbactam, ticarcilina/clavulanato, piperacilina/tazobactan) y el imipenem/cilastatina se reservan en general para pacientes con pielonefritis más complicadas (p. ej., con obstrucción, bacterias resistentes, o infecciones intrahospitalarias) o instrumentación reciente del tracto urinario. La terapia parenteral se mantiene hasta la desaparición de la fiebre y la observación de la mejoría clínica. En > 80% de los pacientes, la mejoría se produce dentro de las 72 h. Puede iniciarse entonces la terapia oral, y el paciente continúa los restantes 7 a 14 días de tratamiento en su hogar. Los casos complicados requieren tratamientos más prolongados con antibióticos intravenosos, con una duración total de 2 a 3 semanas, así como la corrección urológica de los defectos anatómicos. Puede tenerse en consideración un tratamiento ambulatorio para las embarazadas con pielonefritis, pero sólo si los síntomas son leves, se dispone de un seguimiento estricto, y el embarazo supera las 24 semanas de gestación. El tratamiento ambulatorio se realiza con cefalosporinas (p. ej., ceftriaxona en dosis de 1 a 2 g por vía intravenosa o intramuscular, y luego cefalexina, 500 mg orales, 4 veces al día, durante 10 días). De lo contrario, los antibióticos de primera línea por vía intravenosa incluyen cefalosporinas, aztreonam, o ampicilina más gentamicina. Si la pielonefritis es grave, las posibilidades incluyen piperacilina/tazobactam o meropenem. Deben evitarse las fluoroquinolonas y TMP/SMX. Debido a que las recurrencias son comunes, algunos expertos recomiendan la profilaxis después de la resolución de la infección aguda con nitrofurantoína, en dosis de 100 mg orales, o cefalexina, 250 mg orales, cada noche durante el resto del embarazo y durante 4 a 6 semanas después del parto. En las mujeres que experimentan ≥ 3 infecciones urinarias al año se recomiendan medidas de cambio de comportamiento, como el aumento de la ingesta de líquidos, evitar los espermicidas y el diafragma, no retrasar la micción, limpiarse de adelante hacia atrás después de la defecación, evitar las duchas vaginales, y orinar inmediatamente después de las relaciones sexuales. Si estas técnicas no tienen éxito, debe tenerse en cuenta la profilaxis con antibióticos. Las opciones comunes son la profilaxis continua y la poscoital. La profilaxis continua generalmente comienza con una prueba de 6 meses. Si la infección urinaria reaparece después de 6 meses de terapia profiláctica, la profilaxis debe reinstaurarse durante 2 o 3 años. La elección del antibiótico depende de los perfiles de susceptibilidad de las infecciones previas. Las opciones comunes son TMP/SMX (trimetoprima/sulfametoxazol), 40/200 mg orales 1 vez al día o 3 veces por semana, nitrofurantoína, 50 o 100 mg por vía oral 1 vez al día, cefalexina, 125 a 250 mg por vía oral 1 vez al día, y fosfomicina, en dosis de 3 g orales cada 10 días. Las fluoroquinolonas son eficaces, pero en general no se recomiendan porque la resistencia está en aumento. Además, las fluoroquinolonas están contraindicadas en mujeres embarazadas y niños. La nitrofurantoína está contraindicada si la depuración de creatinina es < 60 mL/min. En raras ocasiones, la administración a largo plazo puede causar daño a los pulmones, el hígado y el sistema nervioso. La metanamina ha demostrado ser eficaz en la prevención de infecciones urinarias en adultos mayores con CrCl > 30 ml/min ( 2 Referencia de la prevención Las infecciones urinarias bacterianas pueden afectar la uretra, la próstata, la vejiga o los riñones. Los síntomas pueden estar ausentes, o incluir polaquiuria, tenesmo vesical, disuria, dolor. obtenga más información ). La profilaxis posterior al coito en las mujeres puede ser más eficaz si las infecciones urinarias se producen después de las relaciones sexuales. Por lo general, es eficaz una dosis única de uno de los fármacos utilizados para la profilaxis continua (excepto la fosfomicina). Se recomienda la anticoncepción a las mujeres que reciben una fluoroquinolona, ya que estos medicamentos pueden potencialmente dañar al feto. Aunque existe la preocupación de que los antibióticos puedan disminuir la eficacia de los anticonceptivos orales, los estudios farmacocinéticos no han demostrado un efecto significativo o consistente. Sin embargo, algunos expertos aún recomiendan que las mujeres que usan anticonceptivos orales utilicen métodos de barrera mientras son tratadas con antibióticos. En las embarazadas, la profilaxis eficaz de las infecciones urinarias es similar a la de las no embarazadas, incluida la profilaxis posterior al coito. Las pacientes que deben recibirla son aquellas con pielonefritis aguda durante un embarazo, las que tuvieron > 1 episodio de infección urinaria o bacteriuria (a pesar del tratamiento) durante el embarazo y las que requieren profilaxis para infecciones urinarias recurrentes anteriores a la gestación. En mujeres menopáusicas, la profilaxis antibiótica es similar a la ya descrita. Además, la terapia tópica con estrógenos reduce marcadamente la incidencia de infecciones urinarias recurrentes en pacientes con vaginitis atrófica o uretritis atrófica.

1. Jepson RG, Williams G, Craig JC : Cranberries for preventing urinary tract infections. Cochrane Database Syst Rev 10(10);CD001321. doi: 10.1002/14651858.CD001321.pub5 2. Chawa A, Kavanagh K, Linnebur AR, et al : Evaluation of methenamine for urinary tract infection prevention in older adults: A review of the evidence. Ther Adv Drug Saf 2019; 10: 2042098619876749

Las causas más comunes de infección urinaria bacteriana y de infección urinaria en general son E. coli y otras bacterias entéricas gramnegativas. No realizar pruebas ni tratar la bacteriuria asintomática excepto en las embarazadas, los pacientes inmunocomprometidos, o antes de un procedimiento urológico invasivo. En general, realizar urocultivos si se sospecha una infección urinaria complicada, pero no en la cistitis no complicada. Evaluar a los pacientes en busca de anomalías estructurales si la infección es recurrente o complicada, se sospecha nefrolitiasis, hay hematuria sin dolor o insuficiencia renal nueva, o la fiebre se mantiene durante ≥ 72 h. Si se dispone de datos, tener en cuenta el perfil de resistencia local al elegir la terapia con antibióticos para la infección urinaria. Para las mujeres con ≥ 3 infecciones urinarias por año a pesar de las medidas profilácticas de comportamiento, considerar la profilaxis antibiótica continua o posterior al coito.

You might be interested:  Que Significa Reduccion En Quimica

¿Cómo curar la infección de orina rápido?

10 de noviembre de 2022 Las infecciones del tracto urinario (ITU) son causadas por una infección bacteriana, por lo que los médicos generalmente las tratan con antibióticos, pero ¿es posible tratar una ITU sin antibióticos? Si bien la investigación científica respalda algunos remedios caseros o naturales para las infecciones urinarias, otros han sido parte de los sistemas de medicina tradicional durante miles de años.

Mantente hidratado

Beber agua regularmente puede ayudar a tratar una infección urinaria. Beber suficiente agua es una de las formas más fáciles de ayudar a prevenir y tratar las infecciones urinarias. El agua ayuda a los órganos del tracto urinario a eliminar los desechos del cuerpo de manera eficiente mientras retiene los nutrientes vitales y los electrolitos.

Estar hidratado también diluye la orina y acelera su viaje a través del sistema, lo que dificulta que las bacterias lleguen a las células que recubren los órganos urinarios y causen una infección. No hay una recomendación establecida sobre la cantidad de litros que deben beber diariamente, ya que las necesidades de agua de cada persona son diferentes.

Sin embargo, en promedio, las personas deben beber al menos seis a ocho vasos de agua (2-3 litros) por día.

Orinar cuando surja la necesidad

La micción frecuente ejerce presión sobre las bacterias en el tracto urinario, lo que puede ayudar a eliminarlas. También reduce la cantidad de tiempo que las bacterias en la orina están expuestas a las células en el tracto urinario, lo que reduce el riesgo de que se adhieran y formen una infección.

Beber zumo de arándano

El zumo de arándano es uno de los tratamientos naturales mejor establecidos para las infecciones urinarias. Las personas también lo han usado tradicionalmente para ayudar a eliminar infecciones generales y acelerar el tiempo de recuperación. Los estudios sobre la efectividad del zumo de arándano para las infecciones urinarias han tenido resultados mixtos.

Usa probióticos

Las bacterias beneficiosas, conocidas como probióticos, pueden ayudar a mantener el tracto urinario sano y libre de bacterias dañinas. En particular, un grupo de probióticos llamados lactobacilos puede ayudar a tratar y prevenir las infecciones urinarias. Los probióticos se producen en una variedad de productos fermentados y lácteos, que incluyen:

  • yogures
  • kéfir
  • algunos tipos de queso
  • Chucrut

Tomar suficiente vitamina C

La vitamina C es un antioxidante que ayuda a mejorar la función del sistema inmune. La vitamina C también reacciona con los nitratos en la orina para formar óxidos de nitrógeno que pueden matar las bacterias. Puede reducir el pH de la orina, por lo que es menos probable que las bacterias sobrevivan.

Limpie de adelante hacia atrás

Muchas infecciones urinarias se desarrollan cuando las bacterias del recto o las heces obtienen acceso a la uretra, el pequeño canal que permite que la orina salga del cuerpo. Una vez que las bacterias están en la uretra, pueden viajar a otros órganos del tracto urinario donde pueden provocar infecciones.

Practicar una buena higiene sexual

La relación sexual introduce bacterias y otros microbios desde fuera del cuerpo al tracto urinario. Practicar una buena higiene sexual puede ayudar a reducir la cantidad de bacterias que las personas pueden transferir durante las relaciones sexuales y otros actos sexuales. Los ejemplos de buena higiene sexual incluyen:

  • orinar antes e inmediatamente después del sexo
  • usar anticonceptivos de barrera, como un condón
  • lavar los genitales, especialmente el prepucio, antes y después de tener relaciones sexuales o relaciones sexuales.
  • lavarse los genitales o cambiar los condones si cambia de sexo anal a sexo vaginal
  • asegurar que las parejas sexuales estén al tanto de cualquier infección urinaria actual o anterior

Un médico puede ayudar a prevenir que una infección empeore, realizando una revisión ginecológica o urológica, Si una persona sospecha que podría tener una infección urinaria, debe hablar con su médico para obtener consejos sobre la mejor manera de tratar la posible infección.

¿Que nos causan las bacterias?

Infecciones bacterianas Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/bacterialinfections.html Otros nombres: Infecciones causadas por bacterias Las bacterias son seres vivos que contienen sólo una célula. Bajo un microscopio, se ven como pelotas, varas o espirales.

Son tan pequeñas que una fila de 1.000 podría cruzar la goma de borrar de un lápiz. La mayoría de los tipos de bacterias no hacen daño. Muchas son útiles. Algunas bacterias ayudan a digerir la comida, destruir células causantes de enfermedades y suministrar vitaminas al cuerpo. Las bacterias también se utilizan para hacer alimentos saludables como el yogurt y el queso.

Las bacterias infecciosas se reproducen rápidamente dentro del cuerpo y pueden provocar enfermedades. Muchas despiden sustancias químicas llamadas toxinas, que pueden dañar los tejidos y así causan enfermedades. Entre los ejemplos de bacterias que causan infecciones se incluyen el, el y la,

El tratamiento habitual es con, Cuando tome antibióticos, siga cuidadosamente las instrucciones. Cada vez que toma antibióticos, aumentan las posibilidades de que las bacterias presentes en su cuerpo se adapten a ser más resistentes a éstos. En el futuro, usted podría contagiarse o diseminar una infección que esos antibióticos no pueden curar.

La información disponible en este sitio no debe utilizarse como sustituto de atención médica o de la asesoría de un profesional médico. Hable con un profesional de la salud si tiene preguntas sobre su salud. Conozca cómo citar esta página : Infecciones bacterianas

¿Cómo leer un examen de orina bacterias abundantes?

Los pH superiores a 7 pueden sugerir la presencia de bacterias, que alcalinizan la orina, mientras que pH inferiores a 5.5 pueden indicar un estado acidótico en la sangre o enfermedad de los túbulos renales.

¿Qué tan grave es tener bacterias en la orina?

La mayoría de las personas que tienen crecimiento de bacterias en la orina, pero no tienen síntomas, no necesitan tratamiento. Esto se debe a que las bacterias no están causando ningún daño. De hecho, para la mayoría de las personas que tratan este problema puede ser más difícil tratar infecciones en el futuro.

¿Cuáles son las bacterias que causan infección urinaria?

Etiología – Agente etiológico por grupo etario. Muchos gérmenes distintos pueden invadir el tracto urinario, pero los microorganismos más frecuentes son los bacilos gramnegativos como:

  • Escherichia coli : Provoca el 80 % de las infecciones urinarias agudas en general.
  • Proteus y Klebsiella son las bacterias aisladas con más frecuencia en personas con litiasis,
  • Enterobacter, Serratia y Pseudomonas,

Entre las bacterias Gram positivas encontramos:

  • Staphylococcus saprophyticus,
  • Streptococcus agalactiae,
  • Enterococcus : Indica infección mixta o patología urinaria orgánica.
  • Staphylococcus aureus : Cuando está presente debe descartarse la contaminación urinaria por vía hematógena si el paciente no es portador de sonda urinaria,

Entre los diferentes hongos que pueden causar la enfermedad encontramos:

Candida : Es el hongo más frecuente en pacientes con diabetes mellitus, pacientes con sonda urinaria y pacientes que han recibido tratamiento antibiótico previamente.

¿Cuánto dura una infección de orina si no se trata?

¿Cuánto tiempo dura una infección urinaria sin tomar antibióticos? – En la mitad de los casos, la infección desaparece por sí sola después de tres días. Sin embargo, es esencial beber tanta agua como sea posible para promover la micción. Precaución: Ten cuidado de que la infección no se propague al tracto urinario, ya que podría llegar a los riñones.

¿Qué pasa si hay bacterias abundantes?

La bacteriemia no suele causar síntomas, pero en ocasiones las bacterias se acumulan en determinados tejidos u órganos y provocan infecciones graves. En caso de alto riesgo de complicaciones por bacteriemia, se administran antibióticos antes de llevar a cabo ciertos procedimientos médicos y dentales.

¿Qué pasa si no se trata una infección bacteriana?

Ir al menú principal Ir al contenido principal Ir al pie de página Para Medicare Para Proveedores Para Agentes Para Empleadores English Para individuos y familias: Para individuos y familias Médica Dental Otros seguros complementarios Explorar cobertura a través de tu empleador Cómo comprar seguros de salud Tipos de seguro dental Período de Inscripción Abierta vs.

Período Especial de Inscripción Ver todos los temas Comprar planes de Medicare Guía para miembros Buscar un médico Ingresar a myCigna Inicio Centro de información Biblioteca del bienestar Infección bacteriana Una infección bacteriana es una infección causada por bacterias. Las infecciones bacterianas a menudo pueden tratarse con éxito con antibióticos.

Una infección puede comenzar como una infección bacteriana. O una infección bacteriana puede seguir a una infección viral que no mejora. Cuando una infección viral no mejora después de 10 días o más, o cuando una infección viral comienza a mejorar y luego empeora inesperadamente, podría haber una probabilidad mayor de una infección bacteriana.

Una infección bacteriana suele afectar una sola zona parte del cuerpo, como los senos paranasales, los pulmones, los oídos o las vías urinarias. Las infecciones bacterianas comunes incluyen sinusitis, neumonía, faringitis estreptocócica, otitis e infecciones de la vejiga. Si no se trata, una infección bacteriana puede extenderse al torrente sanguíneo.

Esta afección se llama bacteriemia. Revisado: 31 octubre, 2022 Autor: El personal de Healthwise Evaluación médica: E. Gregory Thompson MD – Medicina interna & Adam Husney MD – Medicina familiar & Elizabeth T. Russo MD – Medicina interna Esta información no reemplaza el consejo de un médico.

  • Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información.
  • El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso,
  • Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido,
  • Para aprender más sobre Healthwise, visite Healthwise.org,
  • © 1995-2023 Healthwise, Incorporated.

Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated. Loading

¿Cómo se transmite la infección de orina?

¿Qué causa el mal de orín? – Es muy fácil contraer mal de orín. Esto es porque las bacterias que viven en la vagina, en los genitales y en las zonas cercanas al ano, pueden entrar por la uretra y pasar a la vejiga y causar una infección. Esto puede suceder durante el sexo, cuando las bacterias que hay en los genitales, el ano, los dedos de tu pareja o en un juguete sexual entran a tu uretra.

La infección urinaria también puede ser causada por la clamidia, la gonorrea y otras bacterias. Aunque el mal de orín no se transmite de una persona a otra como las enfermedades de transmisión sexual (ETS), en ocasiones el sexo puede causarlo o empeorarlo si ya tienes la infección. Sin embargo, el sexo no es lo único que puede causar una infección urinaria.

Cualquier cosa que haga que tu uretra tenga contacto con bacterias, puede causarla. Tienes más chances de tener una infección urinaria si:

tuviste una infección urinaria antes tienes diabetes tienes obesidad usas espermicida o un diafragma tienes cálculos renales u otras obstrucciones (bloqueos) en el tracto urinario

La mayoría de las personas no saben bien qué les causó infección urinaria pues puede ocurrir por muchos motivos.

¿Cuánto dura una infección de orina si no se trata?

¿Cuánto tiempo dura una infección urinaria sin tomar antibióticos? – En la mitad de los casos, la infección desaparece por sí sola después de tres días. Sin embargo, es esencial beber tanta agua como sea posible para promover la micción. Precaución: Ten cuidado de que la infección no se propague al tracto urinario, ya que podría llegar a los riñones.