¿Sabías que los hackers no son criminales de internet?

Por Maria Granara Quintos - hace 3 años

Sección: Tech


¿Cuántas veces cuando escuchamos la palabra ‘hacker’ y nos imaginamos a un sujeto encapuchado que opera y comete delitos en internet desde las sombras?, ¿Qué es un hacker en realidad? En el siguiente análisis queremos contarte qué hay detrás de esta palabra y cuál es su verdadero propósito.

 

Fuente: Noticias 24

¿En qué contexto nacen los hackers?

Cuando los centros de socialización en los años setenta se hicieron difíciles de mantener, los espacios virtuales empezaron a ser usados con mayor frecuencia. Se convirtieron en lugares en los que había más libertad y hasta una vida alternativa a la real. En efecto, aparecieron nuevas formas de comunicación.

Las personas que empezaron a trabajar en internet tuvieron dos caminos: la aplicación de la tecnología a la vida social, política y cultural, y la de creación de tecnología: lo que los hackers eligieron.

Las variaciones de su definición los afectó de manera negativa

Mucho se ha dicho de los hackers y por ende, su definición es múltiple. Sin embargo, algunos especialistas se han preocupado por conceptualizarlos, el sociólogo Manuel Castells en uno de ellos y en su artículo ‘’La dimensión cultural de Internet’’ los describe así: “Los hackers no son los malos, originalmente; fueron los medios de comunicación los que simplificaron su concepto. No son los que hacen cosas malas; los que hacen cosas malas —como entrar en sistemas que no les corresponden, perturbar sistemas, enviar virus,etc. — son los crackers”.

El filósofo filandés, Pekka Himanen, en su libro “La ética de hacker y el espíritu de la era de la información” dice que a los hackers les apasiona programar y que creen que facilitar el acceso a la información es un bien para la sociedad.

Asimismo, uno de los deberes de su ética es compartir sus conocimientos y elaborar software gratuito.

De allí, nacen dos caminos sobre el uso de la red

Camino positivo:

  • Hackers. Actúan por querer hacer lo correcto (el bien común)

Camino negativo:

  • Crackers: Buscan el beneficio y lucro personal.

Fueron los hackers quienes denominaron a los del camino negativo como crackers.

Hasta el momento, el mito del hacker -como se conoce al delincuente informático- es latente y su desmitificación depende de su auto definición.

Hablar de hackers, implica hablar de cultura

Todas las prácticas relacionadas con la tecnología y el uso de computadoras derivan en la cultura hacker.

El ánimo de convertirse en una cultura está presente, pero la comunicación que tiene frente a la sociedad y la imagen que proyecta, se ha convertido en su talón de Aquiles: su mayor debilidad se encuentra en el plano político ya que en la mayoría de los casos, ésta es asociada a prácticas antisistema o terroristas.

Poniendo en jaque al sistema

Si bien, durante los años sesenta y setenta, surgieron grupos contraculturales que migraron a internet para expresar sus ideas, los hackers, gracias a los medio de comunicación, son mal vistos.

Uno de sus ideales -mantenerse vigilantes ante las decisiones de los grupos de control que están violentando lo que el ciudadano merece, o dar a conocer cualquier información de interés general que no debe ser ocultado - los ha hecho ver como una piedra en el zapato pero no por ser bastante justos, sino por afectar otros intereses enormes con su accionar.

¿Ser hacker es un negocio o es amor a la camiseta?

El hacker utiliza su computadora para comunicarse y realizar su trabajo, y logra convertirse en objeto de entretenimiento.

No hace mucho dinero, pero se entretiene por hacer algo interesante. Y al mismo tiempo, repercute en la sociedad y hasta se llegan a formar redes de Linux de hackers que disfrutan lo que hacen.

¿Estás de acuerdo con estas definiciones acerca de la cultura hacker?

 

Fuente: Manuel Castells, Pekka Himanen

Autor del artículo

Maria Granara Quintos

María Gracia Granara es miembro del equipo de redactores de Timov. Estudia Comunicación y Periodismo en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC).

Comentarios