El discreto encanto de escribir a mano

Por Nilton Torres - hace 6 meses

Sección: Startups


Computadora, tablet, celular. No importa el orden, pero seguro que estos tres artilugios tecnológicos no te faltan en la mochila a la hora de ir a clases o si te toca una reunión de trabajo. Más aún cuando llega la hora de tomar apuntes y se te hace un mundo pensar que si coges esa libreta, que seguro está refundida entre aquellos gadgets, luego tendrás que dedicar tiempo para pasar esas notas a limpio en alguno de tus aparatos electrónicos.

Posiblemente pueda resultarte poco práctico escribir a mano y es posible que lo hagas cada vez menos, pero al ser la forma en que aprendiste a plasmar tus ideas no son pocas las empresas tecnológicas que han dado cuenta que hay prácticas que la tecnología no puede, aún, eliminar del todo. Por eso, ya sea buscando apelar a tu nostalgia por el papel o sencillamente porque eres de aquellos que hasta el simple acto de escribir es una manifestación Lo-Fi que te gusta experimentar, hay startups que se han aplicado a crear productos tecnológicos que están pensados para seducirte apelando a tu necesidad de combinar lo nuevo con lo vintage.

 

RocketBook

Imagínate una libreta que a primera vista es como las de toda la vida, pero con la particularidad de que luego de escribir en ella puedes hacer dos cosas: escanear las páginas a través de una aplicación y guardarlas en formato digital para que puedas enviarla por email o subirla a tu espacio virtual personal en la nube; y, acto seguido, borres lo escrito y vuelvas a reutilizarla. RockectBook es una libreta cuyas páginas están fabricadas con un polímero de plástico que se asemeja al papel, aunque algo más duro, y que en su versión WAVE (US$41) borras lo escrito metiéndolo en un microondas y en la versión EVERLAST (US$49) lo haces a través de la fricción con cualquier toallita o servilleta.

 

 

 

Slice Planner

Con un diseño muy similar a las clásicas Moleskine, la startup Evopaper ha desarrollado su Splice Planner, una agenda-libreta que no está pensada como una agenda convencional. Cada doble página te ofrece la posibilidad de utilizarla para un día concreto. El lado derecho está en blanco y allí puedes anotar lo que quieras mientras que en el izquierdo hay una figura con forma de esfera de reloj analógico, en la que puedes rellenar los eventos de cada hora del día. Y aquí entra lo tecnológico: a través de un app escaneas ese reloj y lo allí anotado se sincroniza con tus calendarios de tu tablet y computadora. ¿Su precio? US$25.

 

 

 

The Slate

Este artilugio te va a encantar. Es un anillo que colocas en cualquier lápiz o bolígrafo y al momento de ponerte a escribir o dibujar “lee” los movimientos que haces y los traslada a la pantalla de tu computadora o tablet, digitalizando cada trazo que realices. Claro que para que se produzca esta mágica lectura necesitas además una plataforma especial en la que cabe una hoja de papel y cuyos 32 sensores son los que permiten la digitalización. El pack que incluye el anillo, un lápiz, la plataforma con los sensores, dos clips y una libreta cuesta US$179. No es barato pero te permite integrar lo digital con la sensación intrínseca del uso de objetos cotidianos y analógicos.

 

 

Autor del artículo

Nilton Torres

Comentarios