6 Valiosas Lecciones que dejó la Cumbre de Emprendedores en San Marcos

Por Alonso Mujica - hace 3 años

Sección: Startups


Aef

Tuve, semanas atrás, la grata experiencia de asistir a la Cumbre de Emprendedores celebrada en el estadio de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). El punto de este evento fue recoger diversas experiencias de emprendedores que hoy tienen alto impacto desde sus orígenes, compartir lecciones valiosas e inspirar a una audiencia con objetivos grandes y deseosos de escuchar casos reales de personas que tuvieron que librar una ardua lucha antes de alcanzar el éxito.

En el marco de la cita, que congregó a más de 50 mil personas, comparto algunas de las lecciones más valiosas:

 1. El emprendimiento no está solamente en Silicon Valley

El Perú es un país sumamente emprendedor, acorde con el Global Entrepreneurship Monitor tiene una de las tasas de emprendimiento más altas del mundo. Anuncios en la vía pública, pauta en radio y televisión, menciones en programas con un alto rating, publicidad digital, patrocinio de empresas enormes (Ajegroup, Movistar, RPP, América Televisión, entre otras) sumados a una convocatoria de más de 50 mil personas, son claros indicadores de que existe un interés enorme por el emprendimiento en el país. Hay que tener en cuenta dos cosas: la primera es que los emprendedores digitales muchas veces no miramos lo que sucede en segmentos de la economía más tradicionales cuando las lecciones que se pueden sacar de la trayectoria de los empresarios allí son sumamente valiosas y la segunda es que emprendimiento no es lo mismo que emprendimiento de alto impacto, todavía hay una brecha que cerrar en cuanto a hacer empresa que solucione problemas globales.

 

El publico de la cumbre en pleno / Fuente: Aef


2. El Perú necesita emprendedores con consciencia social

La mayoría de los expositores hicieron mención a ello en diversas formas. Tanto Andrés Velarde de la Universidad Privada del Norte, como Pedro Cotillo de la UNMSM y Angel Añaños de Ajegroup hicieron referencias claras al tema: el país necesita emprendimientos que tengan elementos de transformación y valor social con la capacidad de impactar en millones de vidas, que promuevan la investigación y desarrollo para construir economías sostenibles y que se planteen retos enormes para la sociedad que estén apalancados de una cultura de conocimiento haciendo claras referencias al “Milagro Japonés” de la segunda mitad del siglo XX.


3. Para emprender hay que tener una determinación y valentía enorme por sobre el dinero en la billetera

 Lidia Cortez se inició confeccionando prendas de vestir tras formar una familia y necesitar generar ingresos para sostenerla. Primero en su ciudad natal, Puno, luego cuando este mercado ya no fue suficiente y su capacidad de producir fueron limitadas tuvo que formar una comunidad de producción con más de 40 personas en la misma actividad para viajar a Lima y probar suerte donde enfrentaron el rechazo a la informalidad, desalojo de sus puestos de ventas y amanecidas para poder proteger sus productos. Por otro lado Marina Bustamante, la emprendedora detrás de Renzo Costa, no tuvo un origen en el cual se gozara de abundancia económica. “Cuando no tienes recursos para comprar juguetes, te ves obligado a crearlos tu misma”. Sin embargo, encontró un fuerte soporte en su núcleo familiar y en el talento que había tenido su abuelo como curtidor de cuero. Con los años identificó que tenía habilidad para hacer artículos en cuero que la gente compraba y fue así como se inició la empresa en un taller en Barrios Altos. Al día de hoy, ambas presentes en mercados internacionales y con enormes proyecciones por venir nos invitan a no tener miedo y luchar por tus objetivos, a hacer las cosas con ética y a usar las herramientas de la tecnología debido a que el conocimiento está al alcance de un clic. Asimismo, nos dejan claro el rol de la mujer como un motor de desarrollo económico y social.

 

 Edmundo Velasco y Lidia Cortez / Fuente: Cumbre de Emprendedores

4. En el talento y la pasión está la clave

Topitop comenzó con la primera venta de 20 polos en el mercado central haciendo un favor a un amigo y descubriendo una pasión por el comercio en Aquilino Flores, uno de sus fundadores. Marina Bustamante, desarmaba carteras, casacas y otras prendas de cuero antes de siquiera comenzar su empresa. Víctor Montalvo (Montalvo Spa) primero fue comerciante y luego mayorista, cuando quiso ser productor de plástico y realizó un viaje a Chile para adquirir moldes para sus productos asistió a una exposición de belleza donde descubrió su verdadera pasión que al día de hoy se refleja en 48 salones, institutos de formación, tiendas de productos de belleza y una editorial dedicada al rubro. Montalvo Spa también ha cruzado fronteras internacionales. Todos ellos hicieron de su talento y pasión lo que luego se convertiría en sus empresas, no al revés.                 

5. La importancia de estar a la vanguardia

Ajegroup surgió en Ayacucho en una época de violencia y terrorismo, tuvo que salir de su ciudad natal para operar desde Huancayo y Lima, tardaron diez años en llegar a la capital pero al año siguiente ya tenían un pie en Venezuela. Hoy, tienen presencia en más de 20 países, próximamente en África, y un equipo con más de 15 mil personas. Inspirados en el “milagro japonés” y el caso de Corea del Sur, la compañía siempre ha tratado de estar a la vanguardia en el cambio e incursionar con productos en segmentos de mercado novedosos. Según Angel Añaños, factores claves para lograr el éxito son el coraje, tener metas claras, generar relaciones de confianza, cultura de aprendizaje constante, ser experto de un campo específico, tener una visión abierta para las oportunidades que implique no juzgar por la pulga de hoy sino por el gigante que podría ser mañana así como un compromiso social con el país.

 

 Angel Añaños en plena exposición / Fuente: Cumbre de Emprendedores

6. Todo está en la mente

Existen dos formas de cambiar, una es sustituirte por completo y la otra es sensibilizarte al cambio. Un verdadero triunfador es aquél que piensa y hace las cosas diferentes para lograr lo que quiere realmente. “El éxito es la consecuencia de la actitud y las herramientas adecuadas, donde la actitud es el catalizador”, acorde con Edmundo Velasco, experto en Programación Neurolingüística.  Pero para ser exitoso, en muchos casos es necesario aprender a desaprender: el inconsciente controla el 95% de los actos y en él están fijadas muchas experiencias pasadas que pueden condicionar negativamente el logro de tus metas. El emprendedor, entendido como aquél que resuelve un problema para los demás y construye un negocio alrededor de ello, debe tener como finalidad la acción por encima de todo. En el siguiente vídeo podrás ver los cinco pasos que nos recomienda Edmundo para “cambiar el chip”.

¿Y ustedes que opinan de este formato de eventos para impulsar el emprendimiento?

¡Síguenos en Timov para conocer toda la movida de emprendimiento e innovación en el Perú!

Agradecimientos especiales a Domingo Seminario de Joinnus y a Phil Alfaro del equipo organizador de la Cumbre de Emprendedores.

Nota del Editor: Este tipo de eventos son una gran oportunidad de conocer personas valiosas, compartir experiencias y aprender (tanto incorporar lecciones valiosas como desaprender paradigmas negativos).  Esperemos que sigan dándose en mayor escala estas iniciativas para seguir fortaleciendo la generación de una cultura emprendedora en el país y que cada vez más personas se animen por generar emprendimientos de alto impacto en la vida de millones de personas y la sociedad.

 

 

Autor del artículo

Alonso Mujica

Alonso Mujica es el Director de Timov. Él es un emprendedor que se ha desempeñado en cargos comerciales para empresas de Tecnología, además de consultor para diversas Startups. En la actualidad trabaja en ventas para Lenovo mientras apoya como externo en otros proyectos. Estudió Ingeniería Industrial y está siguiendo una especialización en Trade Marketing. En su tiempo libre disfruta hacer deporte, la música indie y aprender sobre nuevas cosas que están pasando en el mundo.

Comentarios