5 cosas que desaparecerían en menos de diez años

Por Maria Granara Quintos - hace 3 años

Sección: Tech


Fuente: Tech Crunch

Hace algunos años atrás, uno de los dispositivos más conocidos de Apple, el Ipad, se estaba lanzando al mercado. Kickstarter introducía una nueva forma de capital de riesgo, que cambiaría la faz de la recaudación de fondos y Square permitía que vendedores de cualquier tamaño acepten el pago con una tarjeta que se deslizaba en un aparato móvil. No nos hemos detenido a mirar cuántos cambios han ocurrido.

En los siguientes cinco años, de hecho aparecen otros productos o servicios que ni nos imaginamos, pero, ¿qué va a pasar con los que ya usamos?, ¿desaparecerán? En este artículo presentaremos solo cinco artículos que ya no estarán más con nosotros en unos años y algunos que están iniciando una etapa de declive por  las nuevas innovaciones tecnologías.

Pago en fectivo, cheques. ¿Qué encuentras en la billetera digital?

Square permite que en cualquier puesto de venta se acepte tarjeta de débito o crédito. Venmo, deja que sus clientes dividan la cuenta con sus acompañantes a través de una transferencia de dinero vía mensaje de texto. Al otro lado de Estados Unidos, el uso del cheque cayó en 57% desde el 2000 hasta 2012, según la Reserva Federal.

La Generación ‘’no bancarizados’’: En Europa, si intentas escribir en un cheque, serás mirado como un caso fuera de lo común. Solo quienes alquilan o rentan serán el último peldaño en el que se le dará uso al cheque, siempre y cuando los pagos de propiedades, a través de aparatos electrónicos o pagos móviles, no se vuelvan más sencillos de realizar.

Es más, en un futuro no habrá pagos en efectivo, por lo tanto, chau cajeros. 

Memorias USB, ¿cuánto tiempo más el almacenamiento en un objeto?

Hacía el 2020, se estima que el 97% de la población utilizará un Smartphone, según  el informe de Ericsson’s mobility report. Los servicios de almacenamiento de Apple, Dropbox, Google, Box y Microsoft ofrecerán espacio para guardar información de manera ilimitada y con  tarifa accesibles. Ya no más USB en los próximos cinco años.

Si en un evento futuro entregasen como souvenir o elemento de publicidad un USB, este gesto será visto como símbolo del pasado analógico.

 Una contraseña segura

Una persona en promedio puede llegar a manejar 19 contraseñas y más de la mitad asegura no tener una contraseña lo suficientemente rigurosa. Y sumado a esto, el hecho de saber que incluso con una contraseña fuerte, esta puede ser hackeada.

La Biometría se está convirtiendo en la corriente principal para trabajar con los dispositivos móviles, que hoy en día se usan para realizar más de la mitad de nuestras actividades en línea. Las huellas digitales, el reconocimiento por voz y facial serán el reemplazo de las preguntas de seguridad cuando se crea y recupera una contraseña. No más memoria para recordar que respuesta se utilizó para la pregunta ‘¿Cómo se llama mi mascota? O ¿Cuándo es mi aniversario?

De igual manera, ya no más llaves perdidas. La clave estará en nuestro teléfono o dispositivo inteligente que esté vinculado biométricamente a cada uno de nosotros y que por ende solo nosotros podamos usarlo.

 ¿Alguien vio el control? No más control remoto desaparecido

 

El tiempo que invertimos para buscar el control del televisor, se irá haciendo humo.

Según la firma de Investigación ‘‘Strategy Analytics’’, las categorías que emergen del IOT (Internet of things) generarán hasta 17.6 billones de dispositivos hacia el 2020. Con la oleada de nuevos productos tecnológicos que necesitan de conexión a internet, hacia ese año se tendrá que apartar el hardware del control remoto y volverlo Smart. Ya que el uso del objeto perderá sentido con el avance mencionad.

 Documentos y contratos en papel

Papeles con firmas importantes, hojas enviadas por fax, escaneadas o impresas están pasando al mundo arcaico. En un futuro –no muy lejano- utilizaremos la ‘’nube de acuerdos’’ para gestionarlos.

La ‘’nube de acuerdos’’ involucra: conectar a las partes involucradas en el acuerdo asegurándose de la identidad de cada una; impartir pagos que estén en el contrario y contactar a los actores cuando la transacción lo amerite.  

Inmobiliarias, servicios financiaros, empresas de seguros, de alta tecnología y de salud de EE.UU. están adoptando el modelo de nube computarizada para incrementar la eficiencia, reducir costos y mejorar la experiencia del usuario.

Luego de esta pequeña lista de objetos que se volverán obsoletos, considera ir aprovechando los últimos momentos de estos y si ya adquiriste lo último en tecnología, deséchalos o consérvalos como representaciones de un tiempo pasado.

Fuente: Tech Crunch

 

 ¡Síguenos en Timov para conocer todo sobre innovación y emprendimiento en Latinoamérica! 

Autor del artículo

Maria Granara Quintos

María Gracia Granara es miembro del equipo de redactores de Timov. Estudia Comunicación y Periodismo en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC).

Comentarios